ASOCIACIÓN ITALIANA DEPORTIVA Y CULTURAL

En 1935 un grupo de vecinos decidieron conformar la Sociedad Italiana de Socorros Mutuo. Así expresaba un manifiesto redactado por ese grupo y autorizado por mas de cien italianos y sus hijos.

Constructores - Sociedad Italiana

El Manifiesto y la convocatoria a una Asamblea fueron lanzados impresos en volantes y estaba firmado por Abbati Ferrocio, Commendatore Felix Bagliani, Dr. Francisco Bagliani, Domingo Bartolomeo, Nuncio Basile, Damián Becceconi, Domingo Belleggia, Américo Benerdolli, Amadeo Biló, Natalio Bonventre, José Braicovich, Alejandro Brevi, Guido Brevi, Dr. Hector Brevi y otros. Los fundamentos de la institución eran el “socorro mutuo” de sus socios, el fomento de la unidad, promover la moralidad, el bienestar común y la fraternidad, propiciar la instrucción de sus socios y familias patrocinando actividades culturales como el establecimiento de una Biblioteca, una sala de lectura y diversiones “lícitas”. Además, tributar honores fúnebres a quienes fallezcan, asistencia médica y farmacéutica gratuita, subsidios diarios a asociados enfermos. Para eso querían contar con un grupo de facultativos, farmacias adheridas y establecimientos de hospitalización. Podían participar personas no italianas y tendrían los mismos derechos que los de nacimiento o hijos de italianos, solamente no podían conformar la Comisión Directiva. La primera Comisión se conformó con Antonio Silenzi como Presidente, Terencio Verdinelli como Vice, Guido Brevi como Tesorero, José Cirigliano como Protesorero, Agustín Stramazzi como Secretario, Francisco Rossini como Prosecretario, Comendatore Francisco Bagliani, Amadeo Biló, Egidio Colnaghi, Aquiles Lamfré. Humberto Líseri, Juan Santarelli, Antonio Scarpeccia y Anacleto Silvetti como Vocales. En 1937 se inauguró su local y comenzó a realizar actividades recreativas como bailes danzantes, pic nic, bailes de carnaval, kermesses, torneos, etc. En 1941 compró el terreno sobre calle Villegas, esquina Sarmiento y se comenzó a realizar las obras para el establecimiento de su Sede Social a cargo de Silenzi. En septiembre de 1942 ya tenía pista de hormigón, canchas y dependencias para Secretaría y cantina. Por aquellos años contaba con unos 99 socios.

Sociedad Italiana

 

Diario Río Negro 1965

 

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *