TIRO FEDERAL

El Tiro Federal Allen fue fundado en 1943 y funcionaba en un predio de 5 hectáreas donadas por quien fuera su primer presidente, Diego Piñeiro Pearson.

La comisión provisoria del Tiro surgirá de la reunión del día 12 y quedando compuesta por Presidente: Francisco Rucci; Secretario: Escribano Joaquín Pellegrini; Tesorero: Dr. Atilio Aranda; Vocales: Héctor Brevi, Carlos Boltshauser, Antonio Diazzi, Juan Vázquez; Carmelo Rosi, Eduardo Videla y Ángela Coli. Su primera actividad deportiva fue la práctica con fusil militar, con armas y municiones provistas por el Ejército Argentino. Con el tiempo incorporaron otras disciplinas. El Diario Río Negro del 26 de mayo 1969  señalaba que el Tiro Federal había iniciado la construcción del polígono en tierras de los Piñeiro Pearson. Nuestro Tiro Federal fue nombrado Agencia Registral de Armas en abril de 2001, y tiene jurisdicción en toda la provincia. Además cuenta con una escuela de tiro a la que concurren jóvenes de ambos sexos y su plantel deportivo posee tiradores ranqueados a nivel nacional. Sin embargo, su nacimiento creo varias controversias que se reflejan en el periódico local de mayor importancia de aquel momento. En el Nº 281 del periódico “Voz Allense” del viernes 16 de septiembre de 1938, el cronista se preguntaba si efectivamente se formaría la Asociación ya que desde hacía un tiempo Francisco Rucci y otros venían madurando la idea de crear una en la localidad. Por otra parte, de las publicaciones de este periódico sobre el tema que el terreno para el Tiro Federal sería en realidad una fracción de campos del Sr. LaSalle. Además se hacía referencia al proyecto presentado a través del sector radical del “Honorable Concejo Municipal local” y opinaba: “el Honorable Concejo tiene asuntos de mayor incumbencia en que ocuparse, y que es necesario que la opinión pública no se deje impresionar, ya que no creemos que esta iniciativa corresponda al Honorable Concejo sino a los propios vecinos que apartados de toda politiquería, procedan con espíritu patriótico, ya que el Tiro Federal Argentino encierra mucho de ello entre los fines que persigue”. En el N° 544 se confirma que el terreno donado (5 Hectáreas) es de los hermanos Jorge y Diego Piñeiro Pearson, razón por la cual parece haberse decidido la modificación de la Presidencia de la comisión, que recayó en Diego P. Pearson, quien llamó a la comunidad a asociarse. El Estatuto se aprobó el 22 de noviembre de 1943 y la comisión en Asamblea del día 21, realizada en el Salón Municipal, sumó a Adalberto Lupi, Anacleto Silvetti, Raúl Botana, Isidora Maza y Aquiles Lanfré  y se incorporaron como socios: Isaac Darquier, Juan Tarifa, Luis Aragón, Félix Rodolfo González, Roberto Paiva, Antonio Aznarez, Dr. Abraham Vaisman y Marcos Zilvestein. La piedra fundamental de la Asociación se colocó un 25 de mayo de 1946 con la que se estableció el inició de la obra. Estas fueron algunas expresiones del discurso de Diego P Pearson: “Allen debía tener su polígono de tiro. No era posible que (…) no tuviéramos aquí uno, que permitiera la práctica del deporte, y lo que es más importante, diera a los argentinos la oportunidad de familiarizarse con el tiro de guerra (…) Aquí se aprende a defender a la Patria. (…) ese lema común, de La Quiaca hasta Ushuaia invoca la idea luminosa. Esa palabra mágica que crea una hermandad espiritual (…) la instrucción generalizada en la masa ciudadana será la mejor garantía con que pueda fundarse el respeto por nuestra nacionalidad (…) nuestras leyes prescriben que todo ciudadano esta obligado a armarse en defensa de la Patria (…) la base de toda enseñanza es el tiro de fusil”. El discurso del Sr. Diego (como lo llama el cronista) estaba a tono con los tiempos y marcaba la ideología que circulaba por la región. La Segunda Guerra Mundial profundizó y enfrentó tendencias, que para 1946 tenían, con la llegada de Perón al poder, un problema más. El golpe del 43 significaba para el periódico “hermanar sin banderías el sentimiento argentinista” pero a los pocos días denunciaba que la libertad de prensa se veía amenazada y que los partidos políticos habían sido suspendidos. En el número 637 de septiembre de 1945 dice: “Como consecuencia de la terminación de la guerra, ha hecho pensar que la sociedad que forma en cada lugar lo que es un pueblo o ciudad, nos acarreará una transformación inmediata hacia la tranquilidad pública”. En el numero 642 afirmaba: “La Republica Argentina está pasando horas graves, porque palabras y discursos ya sobran y tienen envenenado el ambiente”. Concluía, luego, con una pregunta: “¿Adónde se quiere llevar el país? (…) la demagogia nazi peronista (…) el pueblo no la tolera y luchará más unido que nunca”. Sin duda, la práctica de tiro estaba fuertemente enlazada a los destinos de la patria, eran tiempos de acción y había que estar preparados.

También te podría gustar...

6 Respuestas

  1. ana carolina mercado dice:

    necesito información porque me gustaria practicar Tiro al Blanco. Saber horario, inscripción o información para asaciarme.

  2. Hola: Ana contactate con Hugo Gentili, saludos!

  3. eugenia dice:

    hola quisiera saber si ustedes me pueden mandar informacion del doctor Atilio Aranda (tesorero en 1943), si fue piloto de avion, cuando fallecio; necesto saber sobre el porq puede ser mi abuelo paterno. Muchas gracias

  4. Hola Eugenia: La verdad es que no sabemos nada de Atilio, en Allen hay familiares aún de el seguramente su telefono esta en guia (un Aranda es un veterinario muy conocido de la ciudad y debe estar en la guia telefónica). Tambien podes poner tu inquietud en el facebook de Proyecto Allen http://www.facebook.com/proyectoallen/photos_albums y pregunta allí, tal vez los que comentan pueden darte algun dato. Saludos

  5. Fernanda Gazari González dice:

    Hola, solo quiero comentarles que soy nieta de Don Felix Rodolfo González, y que me agradó leer este artículo.

Responder a Fernanda Gazari González Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *