Novias de época

Sabías que… según la tradición cristiana el blanco es símbolo de la “inmaculada concepción”, razón por la cual la mujer, que se supone es virgen antes de casarse, usa el blanco para demostrar su pureza y castidad.

Casamiento Pieragostini - Calderón

 

El vestido blanco parece haberse puesto de “moda” en la Gran Bretaña victoriana (Siglo XIX) cuando la reina Victoria usó el blanco para casarse y quien impuso una serie de principios y reglas orientadas a una moral rígida aunque fuertemente romántica. El corsé es el símbolo de esta época y el encargado de recatar “toda cintura desatada” que era vista como “fuente de vicio”. También el corsé indicaba la diferencia de clase ya que una mujer encorsetada no podía hacer ninguna actividad, solo mostrarse. Se entiende entonces que la moda, tuvo (y tiene) una función: demostrar poder económico y diferencias sociales. Incluso ha generado la transformación del cuerpo humano al adaptarlo a las estrictas exigencias de las modas[1].

El vestido blanco era, además, un símbolo de poder económico y de status social, ya que era un logro poder mantener el blanco sin lavarropas ni blanqueadores artificiales que lo mantengan, también por las características típicas del vestido de novia (mucha tela, calidad y adornos) eran de mucho valor y poco accesible para las mayorías. Los sectores altos hasta avanzados los años 50 comparaban en Europa gran parte de su vestuario[2].

El ingreso de inmigrantes de manera masiva a la Argentina trajo nuevas costumbres y tradiciones. Esto significó una gran cantidad de cambios que impulsaron el matrimonio civil en Argentina. Hasta que no se legalizó el Registro Civil y se estableció el matrimonio civil el que no era católico no se podía casar o inscribir nacimientos pues la Iglesia Católica estaba a cargo de los casamientos, bautismos, defunciones y nacimientos. Por aquellos tiempos, al no existir la posibilidad de casarse por civil, era necesario tener un ministro de su credo para casarse, por ejemplo. A los centros religiosos de otros credos se les llamaba “Iglesias disidentes” y el problema se suscitaba si el “nacido”, el “fallecido” o el que se quería casar no tenía ministro ni Iglesia “disidente”, como ocurrió muchas veces. La solución era, simplemente… no inscribir a sus hijos o fallecidos o no casarse. La unión de dos personas con otra religión (o que no profesaran ninguna religión) no era legal antes del establecimiento del Registro Civil en 1884.

Marta Gentili y Benito Manozzi

 

Los inmigrantes más humildes se casaban de cualquier color (incluso negro) o con ropa de uso diario. Las telas de colores eran caras y difíciles de mantener por eso predominaban los colores neutros. No olvidemos que a fines del siglo XIX y comienzos del XX recién se desarrollaba la industria textil en Gran Bretaña.

En algunas fotos y testimonios, entre 1930 a 1960 hay novias que usan el color negro u otros colores para casarse en lugar del tradicional color blanco. La explicación del uso del color negro es el luto (o semi luto si el vestido era negro y los adornos/cofia en blanco), sin embargo, en algunos casos es practicidad. En esos tiempos la industria textil recién comenzaba a difundir telas coloridas que hasta ese momento no se usaban. La mayoría usaba ropa oscura para realizar todas sus actividades; el color blanco, como dijimos, era difícil de mantener pues después de un par de lavados se tornaba amarillento o perdía su blancura. Hacia los años 50’ el uso de colores (incluyendo el negro) en los vestidos de novia fue una moda que siguieron las mujeres más osadas y decididas; con el tiempo, el blanco se generalizó y la audacia femenina se reservó para otras áreas de la vida.

Casamiento Tarifa

Casamiento Cortés - Bazaul

Algo más...

El Registro Civil de personas se estableció durante el gobierno del General Roca y provocó choques con las autoridades católicas que consideraban que el catolicismo debía ser el credo oficial y, por lo tanto, mantener a su cargo el registro de personas. Eduardo Wilde quedó a cargo del Ministerio de Justicia, Culto e Instrucción Pública, un médico que no era bien visto por la Iglesia por ser agnóstico. Wilde redacta el proyecto de ley de registro civil con el objeto de sustraer de las autoridades eclesiásticas todos sus derechos sobre bautismos, casamientos y entierros. El Arzobispo Matera fue la primera voz que se opuso y pidió a todos los obispos del interior un dictamen sobre las nuevas leyes a las que consideraba la “obra maestra de sabiduría satánica” pues buscaba establecer el matrimonio civil sin pasar por la iglesia, quitándole un “derecho adquirido” históricamente por la religión católica.

 
-¿Porque era tan complicado casarse? Mitos y pavadas. 
 
-Blanca y Radiante va la Novia... desde 1840
 
-El vestido de novia es símbolo de poder
-Novias de época: Una boda sencilla
  Bibliografía: Saulquin, S.: Historia de la moda argentina. Del miriñaque al diseño de autor. 2006    

[1] La tasa de fertilidad de los sectores altos descendió bruscamente por el uso del corsé, manteniéndose estable en los sectores populares que no lo usaban.
[2] Nuestras élites no solo copiaron el modo de vida europeo también durante finales del siglo XIX y gran parte del siglo XX modistas y casas de moda viajaban a Francia, principalmente, a comprar, según la temporada, los vestidos y accesorios para mujeres y hombres de nuestra “alta sociedad” que siempre prefirió los tejidos ingleses a los que se desarrollaban en las provincias del norte argentino. Todo la zona actual del microcentro tenía casas de moda de alta costura que importaban telas, diseños y viajaban para cada nueva temporada a imbuirse de los nuevos estilos y comparar ajuares completos a sus clientas argentinas. Con el peronismo, en 1947, se cerró la importación y lentamente se fue desarrollando una industria textil nacional que se nutría de los inmigrantes europeos con experiencia en el ramo. Permitió además, crear un sostenido “movimiento de argentinización o de búsqueda de lo auténticamente nacional, impulsado por las migraciones de las provincias hacia la capital” (Saulquin, S. 2006).

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *