Campaña “Volver a Ver”: Mural de la Capilla Santa Catalina

Un día, los miembros de Proyecto Allen pensamos en realizar un mural de la Capilla Santa Catalina. Su relevancia en la memoria colectiva de nuestra comunidad nos impulsó a llevar adelante la Campaña Volver a Ver en 2008. Después de tres meses, "Chelo" Candia junto a Maria Langa y Leo Stickel lo hicieron posible y develó cuántas ganas tenian los allenses de "volver a ver" este pedacito de nuestra historia.

Después del primer día, una vez que los primeros bosquejos tomaron forma, una sensación rara nos hizo cosquillas en la panza. Nostalgia, emoción, ansiedad. Algo de culpa también. La esquina de la anónima, muerta y sin color, comenzó a vivir de nuevo. Un nene de unos 5 años pasó por el lugar y  dijo: “¡Mira papá, están coloreando La Anónima!". Si los niños lo veían de esta manera, tal vez entonces estábamos haciendo un buen el trabajo.

Desde el primer día estuvo con nosotros un perro, vecino de todos, amigo de muchos. Bautizado cariñosamente Malacara, nos acompaño con frío, lluvia o calor. Se ganó a cambio de su compañía un lugar en el mural. Mucha gente lo notó, y sonreían al verlo dormir al pie del mural en la misma posición en la que había sido retratado. Una vecina dijo con ternura: “Hasta dibujaron al perro que siempre estaba durmiendo en la puerta de la iglesia!”. Bueno, no era tan así, pero algo estaba pasando: la memoria de la gente se despabilaba… y muchos lo compartieron con nosotros.

“Acá me case yo”, “En esta Iglesia bautice a mis hijos”, “Yo tome la comunión en esta capilla”, “En la escuela que están pintando hice la primaria”.  El propósito del mural se estaba alcanzando y nos sorprendía cada día. Una señora estaba convencida que una de las niñas retratadas era ella. Otro señor decía, acordando: “está bien que tengan cara de culo… en esa época todos tenían cara de amargados”.

Muchos pararon a darle indicaciones al Chelo. A veces, lo ayudaben a encontrar el matiz justo para las tejas o la ubicación del campanario. Otros observaron el proceso desde lejos, por largos ratos. Algunos se acercaban y con los ojos llenos de lágrimas apenas nos podían hablar.

Un gesto nos sorprendió de sobremanera: muchas personas se persignaron al pasar frente al mural. Si. Se persignaron, tal cual lo habrían hecho en otros tiempos cuando la capilla estaba de pie.

Entre mates, café, facturas y alguna cerveza, pasaron tres meses. Los vecinos se acostumbraron a nosotros y se solidarizaron charlando o acercándonos la posibilidad de tener luz. Un farol nos alumbró varias noches y nos calentó las manos heladas por el invierno que no se quería ir.

¿¡Había necesidad de volver a ver la Capilla Santa Catalina? Tal vez, de volver a recordar, de mantener viva la memoria y así compartir entre los que la pudieron ver y los que no sabían de su existencia. Un puente entre generaciones, entre padres e hijos, nietos y abuelos. como dijo muchas veces Chelo Candia mientras pintaba el mural: “Esta pared ya no es de La Anónima, ahora es de Allen de nuevo”. Texto: Leo Stickel (2008)

Afiche de la Campaña Volver a ver

 acriquilico (Medium)

Mural Capilla 1 en Blog del Chelo

Mural Capilla 2 en Blog Chelo

boceto chelo

Boceto del artista

 

Textos de la campaña

Nota a La Anónima: Allen, 8 mayo 2007 Al Sr. Gerente

Supermercado La Anónima

S……………./……………D

De mi mayor consideración:

                                              Me dirijo a Ud. con el fin de solicitarle tenga a bien proporcionarnos una respuesta formal en función de lo hablado informalmente en diciembre y que motivó la difusión de la realización del mural en el establecimiento.

                                              Debido al alcance de nuestras actividades diversos medios locales nos piden algunas precisiones sobre el tema, ya que como Ud. sabe la Capilla emplazada en ese espacio ha sido de un bien que provocó diferentes pasiones a lo largo de su existencia y derrumbe. Es por esto que de lograr respuesta positiva, debemos determinar el espacio para bocetear el mural, ponerlo a vuestra consideración y luego determinar todo lo que significa su desarrollo.

                                              Sin más, esperando una pronta respuesta, aprovecho para saludarlo muy atentamente.

  Historia

La capilla Santa Catalina fue construida en 1928. Los trámites para su realización fueron iniciados por la comisión pro templo, un grupo de vecinos formado años antes. La propiedad fue comprada a Antonio Alonso y se entregó en al municipio para que se destinara al templo.

Por aquellos años, Patricio Piñeiro Sorondo era el intendente de la ciudad y el municipio funcionaba en una casa por la que se pagaba alquiler. Sin embargo, en ese momento las rentas subieron y Piñeiro Sorondo se vio en la necesidad de buscar un nuevo lugar para su funcionamiento. Solicitó a la Presidenta de la comisión pro templo, su esposa Catalina, que le alquilara una dependencia existente en el predio comprado para la capilla. El alquiler que pagaba el municipio ayudó a la construcción del edificio.

Así nació la Iglesia Santa Catalina que hoy ya no está y es recordada no sólo por su valor para la comunidad católica sino también por su belleza arquitectónica. Todo lo que ocurrió después forma parte de la memoria colectiva, que hacia los años 80 pareció adormecida.

Una serie de malas decisiones hirió de muerte a la capilla y en 1987 fue derribada. De nada sirvió el pedido de un grupo de jóvenes, entre ellos Fernando Zalazar, para que el municipio y el párroco de aquellos años evitaran el triste final.

Aquella campaña de un austral para llevar a cabo la refacción de la capilla Santa Catalina no tuvo eco. Hoy nace una nueva campaña, que te convoca para que la puedas volver a ver, para que cuando pases por el lugar donde estuvo emplazada no tengas que esforzarte en imaginarla. Desde el 27 al 31 de mayo alcancías dispuestas en los distintos supermercados y radios de la ciudad te dan la posibilidad de colaborar en la realización del mural que Marcelo “Chelo” Candia va a pintar en la pared que hace esquina entre las calles Don Bosco y Juan B. Justo.

Ayudanos con tu aporte y, si querés, dejá anotado también tu apellido familiar, tu nombre personal o el de tu comercio, empresa o institución, que irán en una placa al lado del mural. Además, la lista de nombres formará parte de nuestro Archivo de la Memoria junto al material referido a la historia de la capilla.

 Campaña “Volver a Ver”, el inicio de próximas actividades muralistas en la ciudad. Podes saber más acá: La Capilla Santa Catalina Final de la campaña:

ESTA SEMANA TERMINA LA CAMPAÑA PARA HACER EL MURAL DE LA CAPILLA

AQUELLOS QUE TODAVÍA NO COLABORARON Y QUIEREN HACERLO PUEDEN PONER EL SOBRE CON SU NOMBRE EN LA ALCANCÍA QUE ESTÁ EN “LA ANÓNIMA” O

LLAMAR AL 02941 – 15502186, PASAREMOS A BUSCAR EL APORTE.

Posteriormente a la realización del mural presentaremos listado de notas enviadas, aportes correspondientes y detalle del importe de cada alcancía. Los nombres particulares y empresas irán en una placa a un costado del mural donde aparecerá una breve reseña sobre la Capilla.

Queremos recordar a todos aquellos interesados en la importancia de la historia local, que continuamos realizando la investigación de nuestra historia. Además de la digitalización de documentos originales de archivos, trabajo de fotografías, entrevistas y construcción de historias de vida, actualización de la página, desarrollo del Archivo virtual, etc. las actividades culturales nos sirven al analisis de quienes somos, que queremos, y hacia donde queremos ir. Todo lo que estas actividades nos dejan posibilitan la reflexión y serán plasmadas.

Nota a empresas/comercios: 17 junio 2007 Sr. ALLEN S…………. /………D De nuestra mayor consideración:

                                             Nos dirigimos a Ud. con el fin de convocar a colaborar con la campaña que iniciamos para obtener fondos para la realización del mural de la capilla Santa Catalina. El artista Marcelo “Chelo” Candia será el encargado de pintarla en la pared del supermercado La Anónima, entre las calles Don Bosco y Juan B. Justo. Su realización demanda $500 en pintura y $2000 de mano de obra.

                                             La capilla estuvo en ese lugar hasta 1987 en que fue demolida por lo que buscamos que la comunidad tenga la posibilidad de “volver a ver” la imagen en donde estuvo emplazada, colaborando con la realización del mural, que comenzará en la semana previa al 9 de julio del corriente año.

                                             La convocatoria se inició a fines de mayo desde los medios radiales, diario y cadenas de e mails, informando que en los supermercados de la ciudad colocaríamos alcancías. La modalidad de este segundo paso es convocar a colaborar a familias y empresas, nosotros pasaríamos a retirar la colaboración en la semana proximas. Le solicitamos colocar en un sobre con su nombre (familia y/o empresa) con el fin de que aparezca en la placa que colocaremos al costado del mural. Además, para mayor control y transparencia, nombres e importes serán difundidos a través de los medios locales conjuntamente con las facturas de gastos.

                                            Esta campaña denominada “Volver a ver” inicia una serie de actividades muralísticas de Proyecto Allen en la ciudad, con el fin de plasmar todo aquello que motive a la memoria colectiva y promueva la participación comunitaria.

                                            Sin más, aprovechamos esta oportunidad para saludar atentamente, esperando su participación (anexamos un abstracto de las actividades realizadas por Proyecto Allen y nuestras declaraciones de Interés local, provincial y nacional)

A la Dirección Colegio Santa Catalina S……………../………………….D De nuestra mayor consideración: Nos dirigimos a Ud. con el fin de agradecer la colaboración para la realización del mural de la Iglesia Santa Catalina, un símbolo no solo para la comunidad católica sino también para toda la población de Allen. Sin más, agradecemos vuestra disposición y saludamos atentamente.  

Medios

Ya están pintando la Capilla El viernes comenzó a revivirse, a través de la pintura, el demolido edificio.CULTURA - (27/07/2008)  
La ochava del Supermercado La Anónima será una ventana hacia el pasado una vez que el trabajo esté concluido. El artista plástico Marcelo “Chelo” Candia es el ejecutor de una idea que nació del grupo local Proyecto Allen (Leer “Volver a ver la Capilla”). Se trata de plasmar en un mural la antigua capilla Santa Catalina, inaugurada el 18 de marzo de 1928 y derribada en 1987, por el gran deterioro que poseía el edificio. “Para que la puedas volver a ver, para que cuando pases por el lugar donde estuvo emplazada no tengas que esforzarte en imaginarla”, señalaron los impulsores de esta iniciativa, al momento de hacer pública la recolección de fondos para llevarlo adelante. Si bien estaba previsto que la pintura se realizara durante los primeros días de junio, los aportes económicos no fueron los esperados por el grupo durante la primera semana de la campaña. De hecho, aún hoy se están recibiendo aportes, para cubrir el costo de la realización. Tal vez ya con la iniciativa en marcha, la situación difiera. “Chelo” Candia es un reconocido artista plástico allense que hoy vive en la vecina ciudad de General Roca. Desde el viernes, la ciudadanía puede volver a verlo en acción, en una de las paredes cedidas por el supermercado. En enero pasado, durante la Fiesta de la Pera, acompañó a Proyecto Allen en su stand institucional, donde pintó a un trabajador rural en plena cosecha. Una obra que luego fue cedida a UATRE, el gremio que nuclea a los homenajeados por el artista. 0 (1)   0   0 (2) 0 (3)

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *