El “Club de Tejedoras”

El “Club de Tejedoras” pertenecía a la Escuela 79 y estaba conformado por un grupo de mujeres que trabajaban como una Cooperadora escolar. Su trabajo era a beneficio de la Escuela y organizaba bailes y eventos con ese objetivo.El Museo local recuerda que:

El Club de las tejedoras "organizó bailes a beneficio, repartió ropa a los niños necesitados, compró gran cantidad de guardapolvos para los alumnos del colegio, donó una de las primeras banderas de la escuela, organizó durante varios años la 'Fiesta de la Cosecha' y colaboró juntando fondos para la construcción del edificio de la escuela. La primera comisión directiva de la agrupación estuvo presidida por la señora Margarita de Sprecher. La vicepresidenta era Manuela M. de Sánchez; Secretaria: Angélica Pistoni de Levy; Prosecretaria: Concepción M. de Fernández; Tesorera: Esperanza I. de Fernández; Protesorera: Lidia C. de Stazionatti; Vocales: Carmen de Morón, Bernardina de Vidal, Julia de Spieser, Josefa de Petinari y Juan Bonet de Orell".

“Ya a los 13 años fui a una fiesta de carnaval, al “Prado Español” en Roca. Y salíamos a bailar, no mucho porque era complicado, no había tantas comodidades como ahora y otra porque mi papá nos tenía cortitas. Íbamos a los bailes en Guerrico, en lo de Cordiviola, a los bailes de Las Tejedoras,  en la escuela que está allá, por lo del Pobre Onofre. Íbamos en el sulky de una vecina, en la parte de atrás y ella decía que nos pusiéramos de perfil cuando atrás venía un vehículo para que nos vieran”, relata entre risas y explica “¡porque íbamos con las mejores ropitas que teníamos!” Rosa Severini de Pires

17Foto ilustrativa

 ¿Por qué no responde el Consejo Nacional de Educación a las gestiones y al ofrecimiento de dinero que ha hecho la comisión de la cooperadora “Club de Tejedoras” de la Escuela N°79 destinado a la construcción de su edificio?

 “…Ante la encomiable labor que siempre ha dispuesto las señoras que forman esta cooperadora con el altruista y generoso propósito de lograr dotar de un edificio confortable para la escuela, no podemos sustraernos más al comentario sobre lo que ocurre, al no responder el Consejo Nacional de Educación al ofrecimiento de $ 8.000 que la comisión le ha hecho a la repartición para que se levante dicha escuela sobre el terreno que los hermanos Guido y Alejandro Brevi donaron y escrituraron a favor del Consejo Nacional de Educación en abril de 1944. Debemos antes de entrar en detalles, recalcar una vez más que el local en que funciona la escuela no es propiedad del estado; por lo tanto insume gasto de alquiler y no reúne ninguna clase de condiciones propias para un establecimiento que cuenta con una inscripción de cien alumnos. El local se encuentra en un estado que no puede ser más inadecuado, con su condición vetusta exige con urgencia que la escuela cuente con el edificio proyectado y que el Consejo Nacional de Educación obtendrá poco menos que hasta gratuitamente porque así lo ha expresado la comisión en notas remitidas si fuese necesario cubrir la suma de $ 11.856 – m/n en que ha sido presupuestado. Hagamos un poco de historia sobre todo lo realizado por la diligente comisión de señoras que abandonando muchas veces sus quehaceres domésticos se han dedicado a la tarea que requiere la organización de fiestas y beneficios que el vecindario ha apoyado las mismas sobradamente. En el año 1940 se funda la cooperadora e inicia sus tareas para conseguir dinero para la escuela. En el año 1942 ponen a disposición del Consejo Nacional de Educación la suma de $ 2.000 y una hectárea de terreno donada por los hermanos Brevi y presentan el presupuesto de las obras que proyectó la Dirección de Arquitectura. Así las cosas, la comisión se compromete a aumentar su donativo a $ 3.000 y que el Consejo contribuya con los primeros $ 5.000 (mayo de 1942). Como puede apreciarse en 1942 se había ya dispuesto construir la escuela. En el mes de abril de 1944 los Sres. Guido y Alejandro Brevi entregaron la escritura de la hectárea donada…”. (Semanario Voz allense del 17 de agosto de 1945)

imagen.aspx

Allen 71 años después, el mismo espíritu solidario

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *