Los eternos sospechosos. Discreta vigilancia sobre el anarquismo valletano

En los primeros meses de 1931 un grupo de militantes libertarios fue detenido en Río Negro acusado de participar de acciones contra la dictadura encabezada por el Gral. José F. Uriburu. Al recuperar la libertad, y durante más de 40 años, la policía rionegrina y el Ejército realizaron tareas de inteligencia sobre ellos. A través de las fichas iniciadas por la Comisaría de Investigaciones no sólo se puede reconstruir el derrotero de quienes difundieron el ideario anarquista e impulsaron la organización de los trabajadores del territorio en las primeras décadas del siglo XX sino también del estado de sospecha permanente y la discreta vigilancia que se ejerció sobre ellos.

Por Hernán Scandizzo 1)Este artículo es producto de la investigación realizada por Jorge Etchenique y Hernán Scandizzo sobre la historia del movimiento anarquista en el Alto Valle del Río Negro (1920-1930).

Especial para Proyecto Allen.


Civiles saludan desde un balcón el paso de las tropas golpistas. 6/9/30

Civiles saludan desde un balcón el paso de las tropas golpistas. 6/9/30

Más imágenes Quince fotos inéditas del primer golpe de Estado argentino

“El 20 de enero de 1931 debe ser recordado por todos nosotros. A partir de esa fecha, miles de manos vengarán afrentas que la dictadura ha inferido, iniciando la sistemática destrucción de los bienes del capitalismo. Morirán todos los que tengan que morir, arderá todo lo que tenga que arder. ¡Manos a la obra! Nosotros, que no tememos el estado de sitio ni a la ley marcial, iniciaremos la batalla” 2)Citado en Bayer, Osvaldo; Severino Di Giovanni: El idealista de la violencia. Legasa, Bs.As., 1989. , sentenciaba el volante distribuido en los puntos más transitados de Buenos Aires. Los autores, el Grupo de Acción Los Justicieros, imponían un plazo al dictador José F. Uriburu y a su ministro del Interior, Matías Sánchez Sorondo, para que abandonasen el poder, e instaban a los trabajadores de las ciudades y el campo a plegarse al levantamiento.

Uriburu y Sánchez Sorondo no abandonaron sus cargos y en la madrugada del 20 la amenaza se materializó en el estallido de tres poderosas bombas colocadas en las estaciones ferroviarias Maldonado y Constitución y en la del subte Plaza Miserere. Los atentados fueron ejecutados por anarquistas del núcleo de afinidad de Severino Di Giovanni 3)Severino Di Giovanni, por entonces uno de los hombres más buscados por las fuerzas de seguridad del país, había perpetrado una serie de atentados con explosivos contra representaciones del régimen fascista italiano en Argentina e intereses de EE.UU., tras la ejecución de los anarquistas Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti en Massachusetts y se enmarcaban en un plan de acción anti-dictatorial en el que convergían diferentes sectores del movimiento libertario y del radicalismo yrigoyenista. La reacción no se hizo esperar, el Gobierno Provisional, como se autotitulaba, puso en marcha una dura represión.

A cuatro meses de entronizada en la Casa Rosada, la dictadura, que había mostrado con creces su vocación represiva 4)Además de los arrestos masivos de opositores –anarquistas, radicales y comunistas-, la tenacidad del régimen se manifestó en hechos como el fusilamiento del albañil anarquista Joaquín Penina, ejecutado clandestinamente el 9 de septiembre de 1930 en las afueras de Rosario, extendió su brazo gendarme a todo el país. En el territorio de Río Negro el objetivo fueron los hombres y mujeres, trabajadores rurales en su mayoría, que desde inicios de la década de 1920 habían impulsado en Allen, Cipolletti y Gral. Roca la organización obrera a través de sociedades de resistencia adheridas a la Federación Obrera Regional Argentina (F.O.R.A.) 5)Todas las referencias a la F.O.R.A. aluden a la del V Congreso o Comunista, que pregonaba el comunismo anárquico y de grupos de propaganda anarquista, como Progreso y Cultura 6)Las simientes fueron las Sociedades de Resistencia de Oficios Varios de General Roca, Cipolletti y Allen en 1920, además de una sección de la Federación Obrera Regional Portuaria, en esta última localidad, que nucleaba a los estibadores que realizaban tareas de carga y descarga en el ferrocarril, todos ellos adheridos a la FORA. Como lo indica el nombre, las sociedades obreras de Oficios Varios estaban compuestas por trabajadores de diferentes rubros y ese primer núcleo tenía como finalidad ser el embrión que permitiera avanzar hacia la creación de sindicatos por oficio. De alguna manera esta finalidad se cumplió en Roca, donde se constituyeron las sociedades de obreros panaderos (1922), ladrilleros (1924) y albañiles (1927). En tanto en Cipolletti y Allen la existencia de ambas sociedades obreras fue efímera, disolviéndose en 1923 y 1924 respectivamente. En Allen la Sociedad de Oficios Varios y Biblioteca Obrera sufrió desde sus inicios un permanente asedio policial. Además de estos sindicatos, en 1925 se constituyó en Roca la Agrupación Anarquista Progreso y Cultura, enfrentada con la línea sostenida por la F.O.R.A. y el diario La Protesta

La razzia del ‘31

En el territorio no sólo la Comisaría de Investigaciones del Departamento Central de la Policía de Río Negro estaba atenta a los movimientos de los ‘elementos ácratas’ sino también el Ejército. Antes del estallido de las bombas en Buenos Aires comenzaron los arrestos en la región. El 19 de enero fueron detenidos en Cipolletti los españoles Antonio Vives y Vicente López 7)Fichas elaboradas por la Comisaría de Investigaciones de la Policía de Río Negro. Vives, Antonio; Prontuario O.S. N°11, 31350 AG y López, Vicente; Prontuario O.S. N°10, 31348 AG. Documentación disponible en el Archivo Histórico de Río Negro. El primero, que se ganaba la vida como trabajador rural, era un activo militante libertario que mantenía comunicación con grupos de Buenos Aires e incluso había estado a cargo de la distribución del periódico anarco feminista Nuestra Tribuna. En tanto de López sólo se sabe que era agricultor.

Vicente Lopez 5

Vicente Lopez. Ficha elaborada por la Comisaría de Investigaciones de la Policía de Río Negro.

Ese mismo día la Comandancia de la 2a. División del Ejército comunicó al Jefe del Distrito Militar No. 66, con asiento en Viedma, que en Río Colorado se imprimían panfletos anarquistas y recomendaba identificar y allanar el lugar. Del Distrito Militar No. 66 la información siguió su recorrido hacia la Gobernación, de allí a la Jefatura de Policía y luego la comisaría local. Apenas pasado el mediodía del 20 la imprenta de Santos Malvino, la única de la localidad, recibió la visita de los uniformados. En nota reservada al Jefe de Policía del Territorio, el comisario Guillermo Gras, a cargo del operativo, informó: “En cumplimiento ordenado efectué allanamiento (…) inspeccionando todas las dependencias libros y archivos, sin encontrar impresos de carácter subversivo ni anárquicos; en la correspondencia nada que haga presumir relaciones con elementos contrarios al orden. (…) Personas caracterizadas informan no conocerle ideas avanzadas. En local allanado vive propietario imprenta señora é hijos menores corta edad, no ocupando operarios, procuro establecer si por Ferrocarril remitióse encomienda, lo mismo que por correo local” 8)Libro Copiador Reservadas, Empezado el 22 de mayo de 1917 - Terminado 27 de abril de 1931. Gobernación del Territorio de Río Negro, folios 442, 443 y 460. Documentación disponible en el AHRN.

El fracaso en el operativo no melló el ímpetu represivo, ese día continuaron las detenciones. En Cipolletti fue el turno de Aurelio González Martínez, español y trabajador rural; mientras que en Gral. Roca fueron apresados Juan Ignacio Carlos Hernández –conocido en el ámbito libertario como Juan Hernández Lázaro- y Herminio Mardones 9)Fichas elaboradas por la Comisaría de Investigaciones de la Policía de Río Negro. González Martínez, Aurelio; Prontuario O.S. N° 14, 31352 AG. Hernández Lázaro, Juan o Hernández, Juan Ignacio Carlos; Prontuario O.S. N°13, 30929 AG. Mardones Franco, Mercedes Herminio; Prontuario O.S. N° 25, 31060 AG. Documentación disponible en el AHRN Hernández era español, trabajador rural, activo militante de la Sociedad de Resistencia Oficios Varios de Allen y, durante algún tiempo, responsable de la distribución de los periódicos anarquistas La Protesta y Tribuna Obrera. En tanto Mardones, que dominaba varios oficios -mecánico, maquinista de trilladora y agricultor-, había llegado desde el otro lado de los Andes.

Herminio Mardones 4

Herminio Mardones. Ficha elaborada por la Comisaría de Investigaciones de la Policía de Río Negro

  El 21 de enero, también en Roca, fue detenida María Méndez de Hernández, ama de casa, casada desde 1918 con Juan. Española y activa militante libertaria, en la década anterior había integrado el Cuadro Filodramático Floreal 10)Experiencia de teatro de aficionados anarquista, su primera presentación pública fue en noviembre de 1921 y se habría extendido hasta 1926. Según el semanario Río Negro “los componentes del cuadro filodramático ‘Floreal’ son vecinos de General Roca y todos ellos gente de trabajo que goza de muy buen concepto en el pueblo” (1/12/1921). 11)[Fuente: Osvaldo Pelletieri (dirección), Historia del Teatro Argentino en las Provincias, Galerna-Instituto Nacional del teatro, 2007 y colección de semanario Río Negro.] y escrito artículos para el periódico Nuestra Tribuna. Mientras que en Cipolletti la desgracia tocaba a Eugenio San Martín, tipógrafo español, que también había integrado el grupo de teatro Floreal y ocupado el cargo de prosecretario de Oficios Varios de Roca. Al día siguiente, en Choele Choel el círculo se cerraba sobre el portugués Antonio Gonzálves, pescador, agricultor y ladrillero. Mientras que el 26 era detenido en Río Colorado el pintor santafecino José Perano, quien, de acuerdo a informe de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, “tratariase de un anarquista peligroso, fabricante de bombas explosivas y dinamita, pero de ello no existen constancias concretas” (sic), y gozaba de muy buena reputación entre sus vecinos, según consta en un expediente reservado 12)González o Gonzálves, Antonio; Prontuario O.S. N°17, 31349 AG. En el caso de José Perano, fue detenido en Río Colorado el 26 de enero de 1931, tras el allanamiento de su domicilio donde –según la carpeta judicial que trató el pedido de hábeas corpus- se le encontraron panfletos contra el Gobierno Provisional y fórmulas para la fabricación de explosivos. Conducido a Choele Choel, finalmente el recurso de amparo fue rechazado con el argumento de que el Estado de Sitio había suspendido las garantías constitucionales. Tomado de Perano, José, o José Matalia Perano o Peraro, o Juan Bautista Matalia Perrano o Mattalia o Nattalia; Prontuario O.S. N°4, 31296 AG, y Juzgado Letrado de Río Negro, Expediente N°43/1931, Perno (sic) José s/ recurso de hábeas corpus. Documentación disponible en el AHRN Perano, como muchos otros militantes libertarios que en los años ’20 intentaron expandir la influencia del anarquismo a los territorios de Río Negro y La Pampa, había militado en organizaciones de Bahía Blanca, como el periódico Brazo y Cerebro.

Jose Perano 2

Jose Perano. Prontuario O.S. N°4, 31296 AG.

El 29 de enero el semanario Río Negro deslizó que a raíz de los atentados perpetrados en Buenos Aires “el Gobierno Provisional ha ordenado que se lleve a cabo una campaña en toda la República contra los elementos anárquicos”, señalando que “según versiones que tienen fundamento se ha procedido a la detención de varios individuos que profesan ideas ácratas” tanto en Gral. Roca como en poblaciones vecinas. Ese mismo día en Roca detuvieron a los jornaleros Manuel Silva, chileno, y Antíoco Pilia, italiano 13)Pilia, Antíoco Santiago; Prontuario O.S. N°27, 31082 AG. Silva, Manuel; Prontuario O.S. N°23. 31057 AG. Documentación disponible en el AHRN; mientras que al siguiente Eugenio San Martín recuperaba la libertad.

El 2 de febrero en Choele Choel la buena suerte abandonó a Abilio López y Román Pizarro, ambos españoles, el primero vendedor ambulante, el otro pescador, panadero o jornalero, según la fuente que se consulte 14)López, Abilio; Prontuario O.S. N°16, 31347 AG. Pizarro, Román; Prontuario O.S. N° 170, 31346 AG. Documentación disponible en el AHRN. Según las fuentes el nombre de Pizarro muta de Román a Ramón, al igual que su oficio. Periódico comunista Bandera Roja, 11.05.1932; Memoria Concejo Deliberante de Buenos Aires, 19.02.1932, pág. 29; y periódico anarquista L’Adunata dei Refrattari, Nueva York, 17.02.1932. Durante esa jornada arrestaron en Roca al sanjuanino Clemente Soria, de oficio tonelero 15)Soria, Clemente; Prontuario O.S. N°18, 3135 AG. Documentación disponible en el AHRN. Cuatro días más tarde eran liberados Vicente López y María Méndez, pero se ordenó a las comisarías de Cipolletti y Colonia Cervantes ejercer una discreta vigilancia “a efectos de comprobar si efectivamente hacen propaganda contra el Gobierno Provisional”.

Recién el 12 de febrero el periódico Río Negro informó sobre el vasto operativo que culminó con la detención de diecinueve personas, la mayoría –según consignaba- tenía antecedentes policiales y eran conocidas como figuras peligrosas. De acuerdo a la versión policial, se les incautó propaganda contra el Gobierno Provisional, “libros de química y textos sobre materiales explosivos” 16)Río Negro, 12.02.1931. Al único de los detenidos que se identificaba en la nota era a Mariano Rubio, jornalero español 17)Datos tomados de Juzgado Letrado de Río Negro. Expediente N°1464/1921. Rubio Mariano - Carrión Antonio – Olmo Cecilio – Yustes Mariano - - Julio Díaz i Apolinario Marcos. s/Atentado i desacato autoridad. Documentación disponible en el AHR, que fuera secretario del sindicato de Oficios Varios de Roca e integrante del Cuadro Filodramático Floreal. En tanto, a partir de la respuesta a un habeas corpus presentado en favor de José Perano, surge que en el marco del raid anti-anarquista también fueron arrestados Gregorio Aguirre, Félix Ortega y Mauricio Pérez 18)Expediente Nº43/1931. Juzgado Letrado de Río Negro. Perno (sic) José s/recurso de habeas corpus. Documentación disponible en el AHRN. Este último, tipógrafo rionegrino, también estuvo a cargo de la secretaría de la sociedad de Oficios Varios de Roca.

Pese a las detenciones, allanamientos y la discreta vigilancia, la resistencia a la dictadura no se detuvo. El 12 de marzo Mariano Monteros, Laureano Yustes -jornalero español- y Tomás Ruiz Montero –zapatero español- fueron detenidos en Allen tras la aparición de “panfletos subversivos en contra del Gobierno de la Nación” 19)La orden de discreta vigilancia figura en los prontuarios de María Méndez y Vicente López. Los datos sobre Tomás Montero Ruiz surgen del Prontuario O.S. Nº 5; mientras que los de Yustes fueron extraídos de Juzgado Letrado de Río Negro. Expediente N°1464/1921. Rubio Mariano - Carrión Antonio – Olmo Cecilio – Yustes Mariano - - Julio Díaz i Apolinario Marcos. s/Atentado i desacato autoridad. Documentación disponible en el AHRN.

Aguirre, Gonzálves, González Martínez, Hernández Lázaro, López, Mardones, Ortega, Perano, Pilia, Soria y Vives fueron trasladados al penal Villa Devoto, donde permanecieron detenidos durante 13 meses a disposición del Gobierno Provisional. El resto también pasó por la cárcel porteña, pero su suerte fue diferente: en agosto Pérez fue trasladado a la Penitenciaría Nacional de Ushuaia 20)Tomado Ramírez, Manuel; Ushuaia: la ergástula del sur. Claridad, Buenos Aires, 1935, mientras que Pizarro y Silva fueron deportados a sus países de origen 21)Pizarro fue de deportado en el Transporte Chaco, según la lista publicada en el periódico comunista Bandera Roja, 11.05.1932; la Memoria Concejo Deliberante de Buenos Aires, 19.02.1932, pág. 29; y el periódico anarquista L’Adunata dei Refrattari, Nueva York, 17.02.1932. Para más información sobre la expulsión masiva de opositores en el transporte Chaco puede consultarse Mendoza, Juan y Scandizzo, Hernán; El Crucero de los indeseables, revista Todo es Historia N°384, julio 1999. Respecto a Silva, el periódico socialista La Vanguardia (11.12.1931) sostuvo: “[E]l 8 del corriente, fué deportado el obrero chileno Manuel Silva, detenido en Río Negro, donde trabajaba en las faenas del campo y donde reside su compañera de nacionalidad argentina. Al llegar la orden de deportación, Silva se hallaba en la enfermería aquejado de una grave dolencia y a duras penas podía ponerse de pie.” En su prontuario no consta que haya sido deportado y aparece como soltero, además registra su presencia en Gral. Roca en 1944

Roman Pizarro 8

Roman Pizarro. Prontuario O.S. N° 170, 31346 AG

Durante el encierro la mayoría de los arrestados en Río Negro participó del Congreso de Villa Devoto. Paradójicamente en el cuadro 3 bis de ese penal, en ese ámbito de encierro y castigo, militantes anarquistas de sectores antagónicos encontraron el tiempo y la predisposición a limar asperezas y ponerse de acuerdo en dos objetivos básicos: poner fin a encarnizados enfrentamientos internos y reconstruir el diezmado movimiento 22)La nómina completa de los participantes fue publicada el 17 de enero de 1932 en el periódico L’Adunata dei Refrattari, de los anarquistas italianos en Nueva York. Según esta publicación, de Río Negro participaron Aguirre, Gonzálves, Hernández Lázaro, López, Mardones, Ortega, Perano, Pilia, Pizarro, Silva, Soria y Vives. En septiembre de 1932 el periódico bahiense Tierra Libre publicó una carta de Antonio Gonzálves donde hacía referencia al cónclave, allí también destacaba la importancia de los periódicos libertarios que se publicaban en el sur bonaerense para la propaganda en el norte de la Patagonia y la necesidad de articular entre la militancia de los territorios de La Pampa y Río Negro y Bahía Blanca para promover la organización en torno al comunismo anárquico 23)Tierra Libre, 04.09.1932. Se había vuelto al punto de inicio y ya no fue posible recuperar el terreno perdido, el valle también era otro.

A fines de 1939 en General Roca el anarquismo volvió a expresarse de manera organizada a través de la Agrupación Cultural, para “trabajar por la emancipación y la cultura, que tanta falta hace a los esclavos de estas tierras”. En el manifiesto de presentación hacían un balance de los años posteriores al golpe militar y resaltaban la necesidad de volver a dar batalla: “Es cierto que la ‘dictadura de Uriburu’ tras la destrucción material de nuestra biblioteca y hogares, nos ha privado de elementos inquietos por la emancipación humana. Pero es cierto también que después de rehechos hemos cedido el campo a la reacción, unos por la reconstrucción de sus hogares y otros por la poca estabilidad y las inadaptables condiciones de trabajo de esta zona y a la vez hemos ido alternando con esa corriente de pasividad que es general en todo nuestro movimiento”. El tono de autocrítica prosigue al percibir que el clima adverso trascendía la coyuntura y fue el acompañamiento histórico del anarquismo. Considera por ello que sería en vano esperar que arriben “tiempos mejores”: “hemos olvidado en parte que la reacción contra nuestras ideas no es de hoy, sino de siempre, y que la única manera de contrarrestarla y afrontarla ha sido agudizando nuestra inteligencia, ayudando y dando confianza en el hombre para salvaguardar lo mínimo que en él fue quedando, sus ideas y la valentía de propagarlas” ((La Obra, diciembre de 1939, pág. 3. La nota está firmada por JHL, Juan Hernández Lázaro.

Los rostros de la anarquía

La detención masiva de anarquistas no es un hecho excepcional, al contrario, es una constante en su historia alrededor del mundo. Incluso aquel verano represivo del ‘31 tenía un antecedente en la literal cacería de militantes de la F.O.R.A. que comenzó en Allen en noviembre de 1921, que se extendió a Roca y se mantuvo durante varios meses. Tampoco es singular que la mayor parte de la información sobre la redada anti anarquista haya surgido de las fichas confeccionadas por la Comisaría de Investigaciones de la Policía de Río Negro -que se conservan en el Archivo Histórico de la provincia-, ya que buena parte de la historia de los sectores subalternos se encuentra almacenada en expedientes judiciales y prontuarios. Lo llamativo es cómo a través del tiempo se sostuvo la vigilancia, cuando ya habían perdido incidencia dentro del movimiento obrero local.

A través de las fotos anexadas en los prontuarios se ve el paso del tiempo en los rostros de la anarquía. La asturiana María Méndez tenía 27 años recién cumplidos cuando fue retratada para el expediente de enero 1931; en 1977 fue incorporada a su ficha una foto actualizada: era la imagen de una anciana de 73. En el caso de Juan Hernández Lázaro, su imagen fue actualizada en reiteradas oportunidades: 1943, 1953 y 1963. Lo mismo sucedió con Herminio Mardones, en su prontuario no sólo aparece la foto de 1931, sino también otra de 1955 y una tercera de 1979, cuando tenía 85 años. Y en el caso del tipógrafo Eugenio San Martín, el último retrato es de 1972, cuando tenía alrededor de 80 años. Estos registros surgían de la renovación de documentos de identidad. En otros casos se ampliaba la información en base al control de la correspondencia, detenciones y trámites domésticos, como la certificación de identidad tras un accidente de trabajo -como ocurrió con Manuel Silva y Antíoco Pilia.

 María Mendez

María Mendez. AHRN

González o Gonzálves, Antonio | Prontuario O.S. N°17, 31349 AG| En 1934, procedente de Bahía Blanca, se instala en la isla Marconetti. “No perteneciendo a ninguna sociedad obrera de carácter extremista, habiendo pertenecido a la FORA cuando trabajaba como ladrillero en Bahía Blanca.” En 1937 fue detenido por averiguación de antecedentes en Cipolletti, por profesar ideas comunistas. En 1940 se trasladó a Allen, donde trabajó como cortador de ladrillos, a partir de 1945 residió en Neuquén, donde era vendedor ambulante -dato que surgió al tramitar el permiso municipal para ejercer esa actividad. Se mantenía ligado a la Federación Anarco Comunista Argentina (F.A.C.A.) y recibía el periódico Acción Libertaria y la revista Reconstruir. En 1949 la 6t2 División de Ejército con asiento en Neuquén pidió sus antecedentes. “En la actualidad el nombrado Gonçalvez, no desarrolla en esta localidad acción alguna, hasta el momento, a favor de sus convicciones ideológicas, no obstante ello, se mantiene una discreta vigilancia de sus actividades”, sostiene el informe reservado del 16 de junio de 1950, elaborado por la División Investigaciones de la comisaría de Cipolletti.

González Martínez, Aurelio | Prontuario O.S. N°14, 31352 AG | El 5 de agosto de 1937 fue identificado en la comisaría de Cipolletti por profesar ideas comunistas. El 1 de septiembre de 1949 sus antecedentes fueron informados al Comando de Comunicaciones de la 6ta División del Ejército con asiento en Neuquén.

Gonzalez Martinez 3

Hernández Lázaro, Juan o Hernández, Juan Ignacio Carlos | Prontuario O.S. N°13, 30929 AG | En 1936 participó de una huelga de empacadores en J.J. Gómez. El 13 de setiembre de 1943 lo detuvieron por actividad anarquista en Roca. Distribuía las publicaciones La Protesta, La Obra, Timón, Hombre de América y Nervio, además de libros. La propaganda estaba dirigida a los trabajadores del campo y golondrinas, mantenía contacto con la F.A.C.A. Fue liberado el 24 de febrero de 1944 y el 5 de diciembre volvió a prisión por sus actividades de difusión del anarquismo, donde permaneció hasta el 3 de agosto de 1945. En aquella oportunidad compartió cautiverio con Laureano Yustes. En 1949 la 6ta División del Ejército de Neuquén pidió sus antecedentes a la policía de Río Negro.

Mardones Franco, Mercedes Herminio | Prontuario O.S. N°25, 31060 AG | “Manifiesta no haber estado nunca más detenido. Carece de solvencia económica. No se estableció si recibe correspondencia o se vincula con elementos ácratas.” Antecedentes “obtenidos según propias manifestaciones y diligencias practicadas”, informe de la Comisaría de Cipolletti fechado el julio 17 de 1937.

Perano, Matalia Perano o Peraro, José o Matalia Perrano, Mattalia o Nattalia, Juan Bautista | Prontuario O.S. N°4, 31296 AG | En 1937, durante el allanamiento de la sede Bahía Blanca, fue secuestrada documentación interna de la F.A.C.A. donde figuraba como militante activo. Por nota reservada de 1938 la Comisaría de Río Colorado informó a la de Cinco Saltos que se radicaría en aquella localidad.

Pilia, Antíoco Santiago | Prontuario O.S. N°27, 31082 AG | En 1942 residía en Bariloche, la información surgió a raíz de que se constató su identidad en la comisaría local luego que sufriera un accidente de trabajo.

San Martín, Eugenio | Prontuario O.S. N°59 | El 25 de junio de 1936 en Gral. Roca fue arrestado por desacato y dejado en libertad el mismo día. A principios de los años ’40 se radicó en Cinco Saltos.

Eugenio San Martin 2

Silva, Manuel | Prontuario O.S. N°23, 31057 AG | En 1944 se verifica su presencia en Gral. Roca tras sufrir un accidente de trabajo en la balsa de Paso Córdoba, donde cumplía tareas como empleado de la Dirección Nacional de Vialidad.

Vives, Antonio | Prontuario O.S. N°11, 31350 AG | En 1937 fue identificado por la policía de Cipolletti por profesar ideas comunistas, en 1939 registraba actividad política.

Los prontuarios iniciados a principios de 1931 fueron actualizados, en algunos casos, hasta fines de los años ’70, a pesar de que ya para 1950 estas personas no registraban militancia activa -según se deduce de los mismos informes. Sin embargo tanto la policía de Río Negro como la 6ta. División del Ejército continuaban interesándose en ellos. Tomaban los datos y los incorporaban metódicamente a sus prontuarios, así se mantenía activa la burocracia creada a tal efecto y vivo al sospechoso. Tal vez una oscura mecánica digna de las novelas de Franz Kafka o tal vez de los espías creados por Graham Greene y Osvaldo Soriano.

References   [ + ]

1. Este artículo es producto de la investigación realizada por Jorge Etchenique y Hernán Scandizzo sobre la historia del movimiento anarquista en el Alto Valle del Río Negro (1920-1930).
2. Citado en Bayer, Osvaldo; Severino Di Giovanni: El idealista de la violencia. Legasa, Bs.As., 1989.
3. Severino Di Giovanni, por entonces uno de los hombres más buscados por las fuerzas de seguridad del país, había perpetrado una serie de atentados con explosivos contra representaciones del régimen fascista italiano en Argentina e intereses de EE.UU., tras la ejecución de los anarquistas Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti en Massachusetts
4. Además de los arrestos masivos de opositores –anarquistas, radicales y comunistas-, la tenacidad del régimen se manifestó en hechos como el fusilamiento del albañil anarquista Joaquín Penina, ejecutado clandestinamente el 9 de septiembre de 1930 en las afueras de Rosario
5. Todas las referencias a la F.O.R.A. aluden a la del V Congreso o Comunista, que pregonaba el comunismo anárquico
6. Las simientes fueron las Sociedades de Resistencia de Oficios Varios de General Roca, Cipolletti y Allen en 1920, además de una sección de la Federación Obrera Regional Portuaria, en esta última localidad, que nucleaba a los estibadores que realizaban tareas de carga y descarga en el ferrocarril, todos ellos adheridos a la FORA. Como lo indica el nombre, las sociedades obreras de Oficios Varios estaban compuestas por trabajadores de diferentes rubros y ese primer núcleo tenía como finalidad ser el embrión que permitiera avanzar hacia la creación de sindicatos por oficio. De alguna manera esta finalidad se cumplió en Roca, donde se constituyeron las sociedades de obreros panaderos (1922), ladrilleros (1924) y albañiles (1927). En tanto en Cipolletti y Allen la existencia de ambas sociedades obreras fue efímera, disolviéndose en 1923 y 1924 respectivamente. En Allen la Sociedad de Oficios Varios y Biblioteca Obrera sufrió desde sus inicios un permanente asedio policial. Además de estos sindicatos, en 1925 se constituyó en Roca la Agrupación Anarquista Progreso y Cultura, enfrentada con la línea sostenida por la F.O.R.A. y el diario La Protesta
7. Fichas elaboradas por la Comisaría de Investigaciones de la Policía de Río Negro. Vives, Antonio; Prontuario O.S. N°11, 31350 AG y López, Vicente; Prontuario O.S. N°10, 31348 AG. Documentación disponible en el Archivo Histórico de Río Negro
8. Libro Copiador Reservadas, Empezado el 22 de mayo de 1917 - Terminado 27 de abril de 1931. Gobernación del Territorio de Río Negro, folios 442, 443 y 460. Documentación disponible en el AHRN
9. Fichas elaboradas por la Comisaría de Investigaciones de la Policía de Río Negro. González Martínez, Aurelio; Prontuario O.S. N° 14, 31352 AG. Hernández Lázaro, Juan o Hernández, Juan Ignacio Carlos; Prontuario O.S. N°13, 30929 AG. Mardones Franco, Mercedes Herminio; Prontuario O.S. N° 25, 31060 AG. Documentación disponible en el AHRN
10. Experiencia de teatro de aficionados anarquista, su primera presentación pública fue en noviembre de 1921 y se habría extendido hasta 1926. Según el semanario Río Negro “los componentes del cuadro filodramático ‘Floreal’ son vecinos de General Roca y todos ellos gente de trabajo que goza de muy buen concepto en el pueblo” (1/12/1921). (([Fuente: Osvaldo Pelletieri (dirección), Historia del Teatro Argentino en las Provincias, Galerna-Instituto Nacional del teatro, 2007 y colección de semanario Río Negro.]
11. [Fuente: Osvaldo Pelletieri (dirección), Historia del Teatro Argentino en las Provincias, Galerna-Instituto Nacional del teatro, 2007 y colección de semanario Río Negro.] y escrito artículos para el periódico Nuestra Tribuna. Mientras que en Cipolletti la desgracia tocaba a Eugenio San Martín, tipógrafo español, que también había integrado el grupo de teatro Floreal y ocupado el cargo de prosecretario de Oficios Varios de Roca. Al día siguiente, en Choele Choel el círculo se cerraba sobre el portugués Antonio Gonzálves, pescador, agricultor y ladrillero. Mientras que el 26 era detenido en Río Colorado el pintor santafecino José Perano, quien, de acuerdo a informe de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, “tratariase de un anarquista peligroso, fabricante de bombas explosivas y dinamita, pero de ello no existen constancias concretas” (sic), y gozaba de muy buena reputación entre sus vecinos, según consta en un expediente reservado ((González o Gonzálves, Antonio; Prontuario O.S. N°17, 31349 AG. En el caso de José Perano, fue detenido en Río Colorado el 26 de enero de 1931, tras el allanamiento de su domicilio donde –según la carpeta judicial que trató el pedido de hábeas corpus- se le encontraron panfletos contra el Gobierno Provisional y fórmulas para la fabricación de explosivos. Conducido a Choele Choel, finalmente el recurso de amparo fue rechazado con el argumento de que el Estado de Sitio había suspendido las garantías constitucionales. Tomado de Perano, José, o José Matalia Perano o Peraro, o Juan Bautista Matalia Perrano o Mattalia o Nattalia; Prontuario O.S. N°4, 31296 AG, y Juzgado Letrado de Río Negro, Expediente N°43/1931, Perno (sic) José s/ recurso de hábeas corpus. Documentación disponible en el AHRN
12. González o Gonzálves, Antonio; Prontuario O.S. N°17, 31349 AG. En el caso de José Perano, fue detenido en Río Colorado el 26 de enero de 1931, tras el allanamiento de su domicilio donde –según la carpeta judicial que trató el pedido de hábeas corpus- se le encontraron panfletos contra el Gobierno Provisional y fórmulas para la fabricación de explosivos. Conducido a Choele Choel, finalmente el recurso de amparo fue rechazado con el argumento de que el Estado de Sitio había suspendido las garantías constitucionales. Tomado de Perano, José, o José Matalia Perano o Peraro, o Juan Bautista Matalia Perrano o Mattalia o Nattalia; Prontuario O.S. N°4, 31296 AG, y Juzgado Letrado de Río Negro, Expediente N°43/1931, Perno (sic) José s/ recurso de hábeas corpus. Documentación disponible en el AHRN Perano, como muchos otros militantes libertarios que en los años ’20 intentaron expandir la influencia del anarquismo a los territorios de Río Negro y La Pampa, había militado en organizaciones de Bahía Blanca, como el periódico Brazo y Cerebro.

Jose Perano 2

Jose Perano. Prontuario O.S. N°4, 31296 AG.

El 29 de enero el semanario Río Negro deslizó que a raíz de los atentados perpetrados en Buenos Aires “el Gobierno Provisional ha ordenado que se lleve a cabo una campaña en toda la República contra los elementos anárquicos”, señalando que “según versiones que tienen fundamento se ha procedido a la detención de varios individuos que profesan ideas ácratas” tanto en Gral. Roca como en poblaciones vecinas. Ese mismo día en Roca detuvieron a los jornaleros Manuel Silva, chileno, y Antíoco Pilia, italiano ((Pilia, Antíoco Santiago; Prontuario O.S. N°27, 31082 AG. Silva, Manuel; Prontuario O.S. N°23. 31057 AG. Documentación disponible en el AHRN

13. Pilia, Antíoco Santiago; Prontuario O.S. N°27, 31082 AG. Silva, Manuel; Prontuario O.S. N°23. 31057 AG. Documentación disponible en el AHRN; mientras que al siguiente Eugenio San Martín recuperaba la libertad.

El 2 de febrero en Choele Choel la buena suerte abandonó a Abilio López y Román Pizarro, ambos españoles, el primero vendedor ambulante, el otro pescador, panadero o jornalero, según la fuente que se consulte ((López, Abilio; Prontuario O.S. N°16, 31347 AG. Pizarro, Román; Prontuario O.S. N° 170, 31346 AG. Documentación disponible en el AHRN. Según las fuentes el nombre de Pizarro muta de Román a Ramón, al igual que su oficio. Periódico comunista Bandera Roja, 11.05.1932; Memoria Concejo Deliberante de Buenos Aires, 19.02.1932, pág. 29; y periódico anarquista L’Adunata dei Refrattari, Nueva York, 17.02.1932

14. López, Abilio; Prontuario O.S. N°16, 31347 AG. Pizarro, Román; Prontuario O.S. N° 170, 31346 AG. Documentación disponible en el AHRN. Según las fuentes el nombre de Pizarro muta de Román a Ramón, al igual que su oficio. Periódico comunista Bandera Roja, 11.05.1932; Memoria Concejo Deliberante de Buenos Aires, 19.02.1932, pág. 29; y periódico anarquista L’Adunata dei Refrattari, Nueva York, 17.02.1932. Durante esa jornada arrestaron en Roca al sanjuanino Clemente Soria, de oficio tonelero ((Soria, Clemente; Prontuario O.S. N°18, 3135 AG. Documentación disponible en el AHRN
15. Soria, Clemente; Prontuario O.S. N°18, 3135 AG. Documentación disponible en el AHRN. Cuatro días más tarde eran liberados Vicente López y María Méndez, pero se ordenó a las comisarías de Cipolletti y Colonia Cervantes ejercer una discreta vigilancia “a efectos de comprobar si efectivamente hacen propaganda contra el Gobierno Provisional”.

Recién el 12 de febrero el periódico Río Negro informó sobre el vasto operativo que culminó con la detención de diecinueve personas, la mayoría –según consignaba- tenía antecedentes policiales y eran conocidas como figuras peligrosas. De acuerdo a la versión policial, se les incautó propaganda contra el Gobierno Provisional, “libros de química y textos sobre materiales explosivos” ((Río Negro, 12.02.1931

16. Río Negro, 12.02.1931. Al único de los detenidos que se identificaba en la nota era a Mariano Rubio, jornalero español ((Datos tomados de Juzgado Letrado de Río Negro. Expediente N°1464/1921. Rubio Mariano - Carrión Antonio – Olmo Cecilio – Yustes Mariano - - Julio Díaz i Apolinario Marcos. s/Atentado i desacato autoridad. Documentación disponible en el AHR
17. Datos tomados de Juzgado Letrado de Río Negro. Expediente N°1464/1921. Rubio Mariano - Carrión Antonio – Olmo Cecilio – Yustes Mariano - - Julio Díaz i Apolinario Marcos. s/Atentado i desacato autoridad. Documentación disponible en el AHR, que fuera secretario del sindicato de Oficios Varios de Roca e integrante del Cuadro Filodramático Floreal. En tanto, a partir de la respuesta a un habeas corpus presentado en favor de José Perano, surge que en el marco del raid anti-anarquista también fueron arrestados Gregorio Aguirre, Félix Ortega y Mauricio Pérez ((Expediente Nº43/1931. Juzgado Letrado de Río Negro. Perno (sic) José s/recurso de habeas corpus. Documentación disponible en el AHRN
18. Expediente Nº43/1931. Juzgado Letrado de Río Negro. Perno (sic) José s/recurso de habeas corpus. Documentación disponible en el AHRN. Este último, tipógrafo rionegrino, también estuvo a cargo de la secretaría de la sociedad de Oficios Varios de Roca.

Pese a las detenciones, allanamientos y la discreta vigilancia, la resistencia a la dictadura no se detuvo. El 12 de marzo Mariano Monteros, Laureano Yustes -jornalero español- y Tomás Ruiz Montero –zapatero español- fueron detenidos en Allen tras la aparición de “panfletos subversivos en contra del Gobierno de la Nación” ((La orden de discreta vigilancia figura en los prontuarios de María Méndez y Vicente López. Los datos sobre Tomás Montero Ruiz surgen del Prontuario O.S. Nº 5; mientras que los de Yustes fueron extraídos de Juzgado Letrado de Río Negro. Expediente N°1464/1921. Rubio Mariano - Carrión Antonio – Olmo Cecilio – Yustes Mariano - - Julio Díaz i Apolinario Marcos. s/Atentado i desacato autoridad. Documentación disponible en el AHRN

19. La orden de discreta vigilancia figura en los prontuarios de María Méndez y Vicente López. Los datos sobre Tomás Montero Ruiz surgen del Prontuario O.S. Nº 5; mientras que los de Yustes fueron extraídos de Juzgado Letrado de Río Negro. Expediente N°1464/1921. Rubio Mariano - Carrión Antonio – Olmo Cecilio – Yustes Mariano - - Julio Díaz i Apolinario Marcos. s/Atentado i desacato autoridad. Documentación disponible en el AHRN.

Aguirre, Gonzálves, González Martínez, Hernández Lázaro, López, Mardones, Ortega, Perano, Pilia, Soria y Vives fueron trasladados al penal Villa Devoto, donde permanecieron detenidos durante 13 meses a disposición del Gobierno Provisional. El resto también pasó por la cárcel porteña, pero su suerte fue diferente: en agosto Pérez fue trasladado a la Penitenciaría Nacional de Ushuaia ((Tomado Ramírez, Manuel; Ushuaia: la ergástula del sur. Claridad, Buenos Aires, 1935

20. Tomado Ramírez, Manuel; Ushuaia: la ergástula del sur. Claridad, Buenos Aires, 1935, mientras que Pizarro y Silva fueron deportados a sus países de origen ((Pizarro fue de deportado en el Transporte Chaco, según la lista publicada en el periódico comunista Bandera Roja, 11.05.1932; la Memoria Concejo Deliberante de Buenos Aires, 19.02.1932, pág. 29; y el periódico anarquista L’Adunata dei Refrattari, Nueva York, 17.02.1932. Para más información sobre la expulsión masiva de opositores en el transporte Chaco puede consultarse Mendoza, Juan y Scandizzo, Hernán; El Crucero de los indeseables, revista Todo es Historia N°384, julio 1999. Respecto a Silva, el periódico socialista La Vanguardia (11.12.1931) sostuvo: “[E]l 8 del corriente, fué deportado el obrero chileno Manuel Silva, detenido en Río Negro, donde trabajaba en las faenas del campo y donde reside su compañera de nacionalidad argentina. Al llegar la orden de deportación, Silva se hallaba en la enfermería aquejado de una grave dolencia y a duras penas podía ponerse de pie.” En su prontuario no consta que haya sido deportado y aparece como soltero, además registra su presencia en Gral. Roca en 1944
21. Pizarro fue de deportado en el Transporte Chaco, según la lista publicada en el periódico comunista Bandera Roja, 11.05.1932; la Memoria Concejo Deliberante de Buenos Aires, 19.02.1932, pág. 29; y el periódico anarquista L’Adunata dei Refrattari, Nueva York, 17.02.1932. Para más información sobre la expulsión masiva de opositores en el transporte Chaco puede consultarse Mendoza, Juan y Scandizzo, Hernán; El Crucero de los indeseables, revista Todo es Historia N°384, julio 1999. Respecto a Silva, el periódico socialista La Vanguardia (11.12.1931) sostuvo: “[E]l 8 del corriente, fué deportado el obrero chileno Manuel Silva, detenido en Río Negro, donde trabajaba en las faenas del campo y donde reside su compañera de nacionalidad argentina. Al llegar la orden de deportación, Silva se hallaba en la enfermería aquejado de una grave dolencia y a duras penas podía ponerse de pie.” En su prontuario no consta que haya sido deportado y aparece como soltero, además registra su presencia en Gral. Roca en 1944

Roman Pizarro 8

Roman Pizarro. Prontuario O.S. N° 170, 31346 AG

Durante el encierro la mayoría de los arrestados en Río Negro participó del Congreso de Villa Devoto. Paradójicamente en el cuadro 3 bis de ese penal, en ese ámbito de encierro y castigo, militantes anarquistas de sectores antagónicos encontraron el tiempo y la predisposición a limar asperezas y ponerse de acuerdo en dos objetivos básicos: poner fin a encarnizados enfrentamientos internos y reconstruir el diezmado movimiento ((La nómina completa de los participantes fue publicada el 17 de enero de 1932 en el periódico L’Adunata dei Refrattari, de los anarquistas italianos en Nueva York. Según esta publicación, de Río Negro participaron Aguirre, Gonzálves, Hernández Lázaro, López, Mardones, Ortega, Perano, Pilia, Pizarro, Silva, Soria y Vives

22. La nómina completa de los participantes fue publicada el 17 de enero de 1932 en el periódico L’Adunata dei Refrattari, de los anarquistas italianos en Nueva York. Según esta publicación, de Río Negro participaron Aguirre, Gonzálves, Hernández Lázaro, López, Mardones, Ortega, Perano, Pilia, Pizarro, Silva, Soria y Vives. En septiembre de 1932 el periódico bahiense Tierra Libre publicó una carta de Antonio Gonzálves donde hacía referencia al cónclave, allí también destacaba la importancia de los periódicos libertarios que se publicaban en el sur bonaerense para la propaganda en el norte de la Patagonia y la necesidad de articular entre la militancia de los territorios de La Pampa y Río Negro y Bahía Blanca para promover la organización en torno al comunismo anárquico ((Tierra Libre, 04.09.1932
23. Tierra Libre, 04.09.1932. Se había vuelto al punto de inicio y ya no fue posible recuperar el terreno perdido, el valle también era otro.

A fines de 1939 en General Roca el anarquismo volvió a expresarse de manera organizada a través de la Agrupación Cultural, para “trabajar por la emancipación y la cultura, que tanta falta hace a los esclavos de estas tierras”. En el manifiesto de presentación hacían un balance de los años posteriores al golpe militar y resaltaban la necesidad de volver a dar batalla: “Es cierto que la ‘dictadura de Uriburu’ tras la destrucción material de nuestra biblioteca y hogares, nos ha privado de elementos inquietos por la emancipación humana. Pero es cierto también que después de rehechos hemos cedido el campo a la reacción, unos por la reconstrucción de sus hogares y otros por la poca estabilidad y las inadaptables condiciones de trabajo de esta zona y a la vez hemos ido alternando con esa corriente de pasividad que es general en todo nuestro movimiento”. El tono de autocrítica prosigue al percibir que el clima adverso trascendía la coyuntura y fue el acompañamiento histórico del anarquismo. Considera por ello que sería en vano esperar que arriben “tiempos mejores”: “hemos olvidado en parte que la reacción contra nuestras ideas no es de hoy, sino de siempre, y que la única manera de contrarrestarla y afrontarla ha sido agudizando nuestra inteligencia, ayudando y dando confianza en el hombre para salvaguardar lo mínimo que en él fue quedando, sus ideas y la valentía de propagarlas” ((La Obra, diciembre de 1939, pág. 3. La nota está firmada por JHL, Juan Hernández Lázaro

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Rebeca dice:

    ¡¡¡Felicitaciones por esta maravillosa publicación!!!. Sin duda escribir una parte de la historia es una gran aventura, compartida por la mano desinteresada de personas tan solidarias como ustedes.

  2. j c montes dice:

    quisiera tener datos del Sr Victor Eduardo Toledo radicado anteriormente en la la provincia de Rio Negro nacido aprox el 26 de diciembre teniendo actualmente 44 años. Desconozco la dirección de su domicilio.Actualmente vive en Buenos Aires

Responder a j c montes Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *