Midieron vibraciones en el barrio de Allen donde hubo un escape de petróleo

Dos camiones cargados con equipos petroleros, de 71 y casi 53 toneladas cada uno, fueron utilizados para ejecutar los cálculos. No participaron del operativo funcionarios municipales ni de los organismos provinciales de control.Río Negro, 11/08/15

imagen.aspx

La empresa hidrocarburífera Ysur, subsidiaria de YFP, realizó este martes un estudio de medición de vibraciones para conocer si el tránsito de camiones y maquinas pesadas que trabajan en la actividad petrolera deterioró o no las viviendas de la Calle Ciega N° 10, ubicada en Guerrico.

El ensayo se llevó adelante en la barriada en la que los vecinos denunciaron que desde que se construyó una locación, a pocos metros del lugar, las casas comenzaron a deteriorarse. Allí, el pasado martes 21 de julio un escape de petróleo cayó a una laguna.

Las tareas fue realizadas por un ingeniero de una empresa que contrató Ysur, quien utilizó un aparato con sensores para elaborar los registros. Los vehículos, de varias toneladas cada uno, circularon a distintas velocidades por la calle rural asfaltada Nº 11 y también lo hicieron por un camino de tierra ubicado a escasos metros de la barriada y que conduce a una locación.

Además, los vecinos pidieron que las pruebas de medición se realicen con el paso de un camión con batea cargada de áridos ya que insistieron en que ese tipo de equipos circularon durante mucho tiempo por el camino en cuestión. Por otro lado señalaron que el movimiento en las casas empezó a notarse cuando Ysur realizó un extenso zanjeo para enterrar los caños que transportan el hidrocarburo hacia la planta de separación.

Desde Ysur se les permitió a los vecinos permanecer dentro de las cuatro viviendas de material en las que se midieron las vibraciones y que se suban a los camiones utilizados para el ensayo. Todo el procedimiento fue supervisado por un escribano público que también contrató la firma.

No participaron del operativo funcionarios municipales ni de los organismos provinciales de control. Sólo acudió el delegado de la Defensoría del Pueblo, el abogado Manuel Castañeda junto a una colaboradora. "Es una vergüenza que sigamos desamparados, sin el acompañamiento de nuestras autoridades que deberían estar acá para asesorarnos y defendernos", expresó vecina del lugar.

Agencia Allen.-

Algo más...

Allen: así es vivir 24 horas al lado de un pozo petrolero

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *