Neuquén, el límite de la organización anarquista en la Patagonia Norte (1918-1923)

En 1917 la llama de la revolución de los soviet, que en Rusia había terminado con el imperio de los zares, recorrió el mundo e iluminó al proletariado. Argentina fue sacudida por el espíritu insurrecional, que tomó las calles porteñas durante la Semana Trágica (1919), la pampa bonaerense con las huelgas de braceros (1918-1922), los campos de Santa Cruz con los peones rurales paralizando el territorio (1920-1921), los quebrachales de Santa Fe y Chaco con los levantamientos de hacheros y trabajadores del tanino (1919-1920). La confrontación era el emergente de un clima de época que se expresaba también en el alza de la organización obrera y en su expansión más allá de los principales centros de actividad económica. En ese contexto, la Federación Obrera Regional Argentina (Comunista o del V Congreso), orientada por anarquistas, proyectó desarrollar su organización en el norte de la Patagonia. En este artículo indagamos el surgimiento de sociedades de resistencia en las localidades rionegrinas de Allen, Cipolletti y Gral. Roca y el frustrado intento de extender su influencia a Neuquén. También nos detenemos en conflictos obreros registrados por esos años en los yacimientos petrolíferos de Challacó y Plaza Huincul y en las obras del dique Contralmirante Cordero. Palabras clave: Anarquismo, Patagonia, represión, movimiento obrero. Por Hernan Scandizzo

Léelo completo aquí: Revista Historia 

Trabajadores de la Alfalfa - Villa Regina

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *