Allen una ciudad ¿Inteligente?

Según datos, en unos 30 años, la mayoría de las ciudades serán ciudades inteligentes, ciudades donde el desarrollo y la tecnología está puesto al servicio de todos sus ciudadanos... y Allen?

¿A que le estará rindiendo "culto monumental" dentro de unos años mientras el mundo camina hacia la búsqueda de ciudades que satisfagan las necesidades de toda la comunidad?

Allen años 70. En aquellos años en Argentina se alcanza el mayor indice de urbanización. Nuestra ciudad concentraba sus actividades y servicios en la zona centro, lentamente los barrios serán tenidos en cuenta por los gobiernos y comenzara un importante desarrollo de la obra publica en asfalto y servicios.

El Municipio de Allen informó ayer, en su página de facebook, que "avanzan" los trabajos en la "Plaza de la Biblia". Oficialmente construye, con mano de obra pública, una obra pública (o sea, de todos) que tiene un símbolo que representa a un sector de la sociedad. Es decir, nuestros representantes (elegidos para representarnos a todos) promueven UNA CREENCIA, la de un determinado grupo, en una obra pública. Promueven, en definitiva, el sectarismo, discriminando a otras minorías que las leyes (locales, provinciales y nacionales) protegen... 

Nuestra Constitución Nacional reconoce la libertad de culto y en la reforma de 1994 se declaró con jerarquía constitucional a diez declaraciones y tratados internacionales de derecho humanos (art. 75, 22), entre los cuales ocho se refieren a la libertad de conciencia, religiosa y de culto. Estos principios son fundamentales para la vida democrática de un lugar, son constitutivos de un poder que debe ser tolerante por la diversidad de etnias, creencias y religiones que contiene.  

Dicen por ahí, que el “monumento” a la biblia es pagado por militantes religiosos, creyentes de este símbolo (que también divide aguas entre creyentes), habilitando a que cada sector que crea en "X" pueda solicitar su “monumento” propio. ¿Habrá algún parámetro para la selección?. Si tenemos el dinero para hacerlo ¿nos darán un espacio y la mano de obra publica necesaria para hacerlo?.

También dicen que es un "promesa" de campaña… 

Que estará agradeciendo el gobierno a este sector religioso? O será que por la creencia del funcionario de turno tenemos una biblia como monumento?.

Ya sabes!! Si tenes que agradecer algo, solo pídelo a tu municipio amigo y tendrás tu monumento con plaza, parece decirnos el mensaje posteado en facebook del Municipio allense.

Por supuesto, los comentarios del posteo (que en su mayoría no son favorables al "monumento"), ya plantean que seguramente será "vandalizado" (como se dicen por ahí). Ríos de tinta se ha escrito y se han rasgado vestiduras institucionales sobre el tema…

¿Qué se ha hecho?

Nada. Así como no se denuncia esta arbitrariedad municipal tampoco se ha buscado solución, ni se han preguntado ¿porque se rompe la obra publica?.

Respondemos una vez más: “No se quiere lo que no se conoce” y los pibes (a los primeros a los que se culpa), entre otros, seguirán dibujando, escribiendo, rompiendo luminarias, monumentos... porque que no los representan, y no los representan porque no saben nada de ellos, porque no se educa en el conocimiento de la historia local como construcción pasado-presente-futuro. No hemos visto nunca a nadie que pida que el gobierno lleve a cabo políticas que insten al cuidado y al uso responsable del espacio comunitario, nadie jamás ha pedido que el gobierno impulse políticas, programas, acciones que valoren lo local... pocas veces vemos a las escuelas ocupar el espacio publico, pocas veces vemos proyectos escolares desarrollados en el espacio publico... ¿Cómo van a querer a su ciudad sino la conocen, si la educación esta separada de la comunidad a la que pertenece?

 

Las redes son hoy lo que era el espacio publico: un espacio de encuentro, de debate, etc. Un tema constante en ellas es el respeto de las leyes, de las normas… sin embargo, los ciudadanos permitimos que los gobiernos las desconozcan y que sus intereses, creencias, puntos de vista se antepongan a la idea de comunidad. No hay preocupación de que la obra publica no promueva lo que las leyes instan: a la tolerancia, a una cultura de la convivencia pacífica.

Un símbolo religioso promueve lo contrario. Un gobierno no puede promover las creencias de un sector (por más que se lo pague) pues desconoce minorías (que no tienen poder para "pagarse un monumento"). Por eso es que lo público es laico, es tolerante pues debe buscar SIEMPRE impulsar convivencia pacifica entre todos los que conformamos la ciudad. El Estado es de todos, por eso no puede ser de una religión en particular.

Tanta es la necesidad en nuestra ciudad, en nuestra gente, tanta obra inconclusa o inexistente... incluso que espera hacerse hace años, que gastar dinero en monumentos es obsceno.

Más aún si lo pagó una iglesia (por los principios que dicen representar). Leyendo los comentarios... los feligreses están contentos con haber pasado 5 años pagando el monumento...

Dicen... tantas cosas... desconocen tantas...

Este tipo de obras no se hacen, hay toda una biografía sobre el tema, en todo caso, en el presente lo que debemos hacer es preservar lo que hay y hacer políticas públicas que colaboren con el cuidado de lo público, de lo nuestro, de lo que tal vez sea lo único que hoy nos une: el espacio público.

 

Comenzamos preguntándonos si Allen es una ciudad inteligente pues la tendencia hoy son las "ciudades inteligentes" aquellas que usan la tecnología para el bienestar de la población, que utiliza los avances tecnológicos para mejorar la calidad de vida de sus habitantes. Te postemos abajo algo sobre esto y aprovechamos para preguntarte y preguntar a los funcionarios nos quieran responder:

¿Donde queres vivir? ¿Que ciudad queres? ¿Una que incluya a todos o solo a los que pueden comprar un monumento? ¿No crees que promover este tipo de obras divide en lugar de unir? ¿Crees que esta obra es un acto discriminatorio para con quienes no somos representados por símbolos que otros respetan? ¿Tu creencia, tus ideas, tus símbolos deben ser exhibidos en la vía publica?

Esperamos tus respuestas.

Algo más... 

Lo malo de lo viejo

Ciudades inteligentes

Smart City Expo Buenos Aires

Ciudades inteligentes: el desafío es agregar tecnología que ayude a la gente

Red de Ciudades Inteligentes de Argentina (RECIA)

LA CIUDAD PRODUCIDA

Cómo cambiaron la arquitectura y la ciudad

Paso a paso, la ciudad crece y se transforma

La memoria en movimiento

¿Por qué la Constitución Nacional no es católica (a pesar del artículo 2)?

También te podría gustar...

7 Respuestas

  1. María Elena dice:

    Quiero vivir en una ciudad amigable y amable. Creo que lo que divide, es la búsqueda de divisiones. Una de.ellas, es criticar TODO lo que.se hace, en vez de proponer otras cosas. Tenemos un símbolo de la cultura mapuche en el caminador, y no me parece mal. Como tampoco me sentí, «discriminada» cuando se inauguró por no ser Mapuche.
    Considero que toda expresión artística está sesgada por la creencia del artista.
    Coincido en insistir con un estado laico en su accionar, pero no me parece que una simbología en una rotonda implique la vulneración de.ese principio. Hay un león a la entrada de la rotonda del laguito que no significa «parada de leones» como dijo mi sobrinita, y no me parece que sea una apología de la filantropía elitista, ni me siento discriminada por no ser del club. En fin, me parece indispensable pacificar nuestro entorno y empezar a reconocernos vecinos con toda la solidaridad que el término encierra.

  2. Analia dice:

    Hace unos años desde la escuela en la que trabajo, realizamos con lxs chicxs un trabajo (que nos valió un premio de la autoridad de cuencas) sobre el patrimonio tangible e intangible vinculado al agua y las percepciones de los habitantes al respecto. Recuerdo que emergia la figura del tomero como elemento central en la memoria de los mayores, así como el puente viejo, las acequias y las compuertas y otras obras hidráulicas relevantes en una ciudad de oasis como la nuestra. Recuerdo haber hecho entrega del trabajo a distintas autoridades, no sólo por lo valioso del trabajo realizado por pibxs sino por las posibilidades de trabajar en la revalorización de la memoria y en el fortalecimiento de la cultura del agua.
    No planteábamos monumentos aunque si al menos señalizacion, declaración de interés histórico a algunos sitios, revalorización del acervo de lo vinculado al riego. Ese tipo de acciones por parte del gobierno local serían las esperables para empezar a pensarnos en tèrminos de ciudad inteligente… para crecer y fortalecernos desde el conocimiento de nuestra historia local.
    Y en cuanto al planteo central del articulo, sólo reiterar una antigua pero renovada y creciente consigna : Iglesia y Estado, asunto separado.

  3. Lorena Coziansky dice:

    Quiero una ciudad para tod@s, en la cual seamos respetad@s, en la cual no sea raro ver en la calle una chica trans, un@ gord@, un@ enan@, un@ predicador@ evangélico, un@ judío. Sueño con ese mañana en el que todes caminemos libres, sin prejuicios, sin miedo, felices, viviendo y dejando vivir. Me desagrada totalmente un estado municipal que promueva una creencia religiosa, es más que inconstitucional, inmoral. Sueño y construyo un lugar mejor, inclusivo, inteligente!

  4. Después de 3 días hemos recibido los aportes de uds. Enviamos unos 30 por whatsapp respondieron 10. En nuestro facebook hubo unas 969 personas alcanzadas, 194 interacciones y un solo comentarios. En nuestra página web recibimos unas 1200 visitas al texto con solo 3 respuestas. También en el facebook de la Municipalidad unas 39 personas acordaron con nuestro comentario y comentaron 3.
    A pesar del alto ingreso y lectura del texto, les contamos que la mayoría (unos 15) de los que enviaron comentarios estuvieron a favor del texto sin responder las preguntas de manera puntual. Hacen referencia a que el gobierno local no debería hacer una obra pública, aunque sea pagada por un sector religioso. Consideran discriminatorio el hecho de que sea un monumento con un símbolo religioso. Un ejemplo: “El dinero público es de todos los ciudadanos por ende cuando se hace una obra debe hacerse pensando en el conjunto y no sólo en un sector. Pero parece ser que estamos en el mundo del revés. Con este tipo de actitudes creo que no avanzamos”
    En nuestra página, el comentario de María Elena refiere que desde lo personal-individual no molesta ya que hay otros monumentos celebratorios de algo o alguien. En este sentido nuestro planteo no es derribar monumentos ni prohibirlos (como historiadora no me gusta la figura de Sarmiento y jamás hice un escrito ni movida para evitar que se saque). El punto es pensar si hoy, en 2019, crisis socio-económica y cultural mediante, aun puede hacerse obra pública con este tipo de monumentos, representativos de un sector. Seguramente se continuarán haciendo y es cierto, la mirada siempre será sesgada, sin embargo, podríamos diferenciar el arte en general y el arte religioso o asociado a un una idea religiosa. Pero entraríamos en conceptos más amplios y críticos. Planteamos que al conmemorar un símbolo es peligroso desde una concepción laica del Estado pues entendemos que justamente son los gobiernos quienes deben instar (con políticas, con obras, etc.) a crear comunidad sin beneficiar ni estimular un sector por sobre otros justamente para pacificar, para crear lazos reales de solidaridad sin distinciones.
    También, se hace referencia en un comentario al la importancia de las jóvenes generaciones en la construcción colectiva de la memoria local, de la escuela como ámbito privilegiado. Aprovechamos este espacio invitar a conocer el trabajo al que hace referencia Analía realizado por los alumnos de colegio agroindustrial de Allen. Nosotros lo tomamos hace unos años para hacer este registro pueden ingresar aquí: http://www.proyectoallen.com.ar/3/?p=2141
    Finalmente, Lorena refiere el valor de una ciudad abierta y respetuosa de la diversidad de sus ciudadanos. Tal vez allí radique todo lo que hemos planteado hasta aquí. Intentábamos indagar si en Allen alguien piensa que es posible hacer una ciudad distinta que incluya a todos, con un sesgo cultural que incluya diversidad (a pesar de que una obra artística puede o no gustar) tal como lo propone la tendencia de “ciudades inteligentes” o si aun pensamos que es debemos seguir “conmemorando” en lugar de crear espacios para todos, como dice uno de los textos sobre esta tendencia mundial: “El objetivo era que los cambios fueran liderados por la ciudadanía. Debíamos recuperar la calidad del espacio público, integrar y equilibrar los barrios”(…) “No es la idea de un proyecto de ciudad inteligente convertirlas en metrópolis futuristas frías, oscuras y tecnificadas, sino todo lo contrario, la diferencia la tiene que notar el ciudadano por encima de todo lo demás, ya que justamente el principal valor de la cadena que sostiene una ciudad inteligente es el capital humano y su calidad de vida”.
    Gracias por ayudarnos a construir memoria activa, saludos!

Responder a Lorena Coziansky Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *