ALLEN AUTOMOTO CLUB

La actividad del deporte motor se realizaba en nuestra región exitosamente mucho tiempo antes de que Allen contara con un grupo de personas dispuestas a darle protagonismo en la disciplina. Existen registros de grandes carreras de automóviles Ford T en un circuito de unos 10 kms cuando la reglamentación aun estaba por diseñarse. El periódico Voz Allense recuerda una importante carrera disputada por las rutas del valle con largada y llegada sobre calle Libertad de nuestra ciudad, en febrero de 1937. Allí participaron corredores de Villa Regina, Ingeniero Huergo, Cipolletti y Allen y la organización fue coordinada por el Sr. Juan Tarifa.
Además, los autores de “Algunos recuerdos de mi Allen” aportan un dato importante: la suspensión de las actividades automovilísticas en el Alto Valle durante la Segunda Guerra Mundial, para volver recién en 1946. Sin embargo, según esta fuente, en nuestra ciudad no hubo actividad alguna hasta la creación del Allen Automoto Club. Igualmente Voz Allense nombra a Fernando Gabaldón como un representante local destacado en la región, que comenzó a formar parte de las carreras mucho antes del impasse de la guerra. “Fernando Gabaldón poseía un taller mecánico en la calle Aristóbulo del Valle y competía acompañado por Armando “Nando” Milhail” en un Ford T.”(1) Al parecer el corredor local contaba con un grupo fiel de seguidores, entre los que el periódico recuerda a Gregorio Pardo, Diego Rostoll, José Ávila, Aníbal Pomina, Julio Pieragostini e Ignacio Tort Oribe.

Ruben Luis Di Palma junto a Luis y Maria Luisa Langa

La institución que hoy todos conocemos nació formalmente un 16 de junio de 1961 tras la iniciativa de un grupo de aficionados que consolidaron su entusiasmo con la creación de la Primera Comisión Directiva, presidida por Eduardo Svampa. Lo acompañaban en la dirigencia Ricardo Albisu como Vicepresidente; Carlos Alberto Arauz, Victorio Ángel Cau y José Cosme Morales como Secretarios; y Boris Muzevic y Pedro Andrés Sainz como Revisores de Cuentas.
La primera carrera se concretó con la ansiedad de dar inicio formal a la actividad deportiva local. La sede del Allen Automoto Club fue por mucho tiempo la casa particular de Svampa, por lo que se organizó un circuito improvisado en las instalaciones del Aero Club. Según trascendió el día elegido para la competencia debió ser postergado por los fuertes vientos, pero el 8 de octubre de 1961 los Ford T de la región dijeron presente en la localidad para impulsar el deporte motor allense. El ganador fue Evaristo Lochbaum y detrás de él llegaron Leonardo Nardini, Elino Maggi y Natalio Mabellini.


Tras una exitosa primera carrera los integrantes de la nueva institución redoblaron esfuerzos para conseguir el tan ansiado predio propio. En 1962 adquieren varias hectáreas cercanas al río y allí construyen un circuito “bien compactado (…) que fue inaugurado con una competencia para Ford T el 26 de mayo de 1962” (2), dando como ganador a Nardini. En esa primera pista se desarrollaron las carreras que marcaron sólo el principio del protagonismo allense dentro de la disciplina, como la “Fórmula Pampeana” y la “Limitada del 27.”  Un año después se cautivó a todos los amantes de los autos con “3 horas de Turismo” o “las tres horas de Allen” para turismo mejorado con largada tipo LeMans.
El crecimiento del Allen Automoto Club siguió sorprendiendo y para 1967 logran un objetivo importantísimo: la realización en la ciudad de una fecha del Campeonato Anual de Turismo Carretera, la máxima atracción del país. El 5 de marzo se puso en marcha el recorrido que unía Allen y Cipolletti por la Ruta Nacional 22 (asfaltada) y la Provincial 65 (aun de tierra). La organización allense fue recordada especialmente por un truco para evitar la polvareda tras el paso de los autos. El secreto para conseguir la firmeza de la pista fue el riego de la ruta provincial con cloro “resultando una novedad muy comentada y aprobada por los principales exponentes de la categoría, tanto corredores como dirigentes.” (3)
Con el visto bueno de todos los involucrados en el automovilismo nacional se reiteró la presencia de la máxima categoría en la región y Allen es reconocida como la Capital Tuerca del Comahue. Para la segunda edición del Premio del Alto Valle, en septiembre de 1968, las medidas de seguridad implementadas fueron tomadas de ahí en más como ejemplo para todas las competencias en rutas abiertas. Ya en la tercera visita del TC a la localidad la Comisión del Allen Automoto Club pensaba seriamente en ampliar sus fronteras y construir un autódromo que permitiera realizar cualquier tipo de carreras, incluso las de carácter internacional.
Esta idea toma forma y crece con el aporte de todos los amantes del deporte, quienes apuntaban a la construcción de un Complejo Deportivo que cubra las necesidades de toda la zona y no sólo las locales. Ese mismo año se da el puntapié inicial con la adquisición de 455 hectáreas sobre las bardas, allí se volcó la inversión y el esfuerzo allense. Se contó con la colaboración del Gobierno de la Provincia, quien envió 2 máquinas para comenzar los trabajos elementales, y también se sumaron los municipios vecinos brindando mano de obra y maquinaria en días no laborales.


Las dos primeras pistas no estaban aun finalizadas cuando se inauguró oficialmente el Autódromo General Enrique Mosconi, el 3 de mayo de 1970. La Sport Prototipo desarrollada sobre la pista número 3 marcó la primera fase del Complejo Deportivo del Comahue soñado años antes. Luego se impulsó una serie de obras que permitieron la práctica de otros deportes como el atletismo, bochas, karting, motociclismo, patín, tiro al platillo, golf y fútbol. También se logró completar la actividad deportiva con 3 confiterías, un anfiteatro, parques y caminos de acceso. (4)
Como se puede ver, este fue un proyecto titánico que sólo pudo hacerse realidad gracias al trabajo en conjunto de un numeroso grupo de personas. El orgullo de ser anfitriones de los más grandes corredores del país fue el premio mayor. En la primera carrera del TC el ganador fue Luís Rubén Di Palma, quien logró más de una victoria en territorio allense tanto en Fórmula 1 como en Sport Prototipo. Entre otros certámenes, “Voz Allense” destaca la Fórmula 4 ganada por Miguel Ángel Guerra y el Campeonato Zonal de Turismo Nacional Clase C donde se clasificó en el primer lugar Jorge Eidilstein.


Por el autódromo local pasaron a lo largo de los años las figuras más reconocidas del automovilismo argentino: Juan Manuel Fangio visitó en reiteradas oportunidades nuestra ciudad; la Fórmula Datsun trajo a Osvaldo “Cocho” López y Ángel Monguzzi; corriendo el TC 2000 llegaron a Allen Guillermo “Yoyo” Maldonado, Daniel Cingolani y Juan María Traverso; y en Super Cart se consagraron Patricio Di Palma, Gastón Aguirre y Silvio Oltra, entre otros.

 

(1) Tort Ignacio Julio. “Algunos recuerdos de mi Allen.” (2002) Pag. 304

(2) Op.Cit. Pag. 304

(3) Op. Cit. Pag. 305

(4) Fuente: Libro de Oro de la Escuela 222.

 

VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL