Actividades para los grupos de 4 año (2013)

Aquí pueden encontrar las distintas actividades que deberán presentar cada grupo en tiempo y forma según lo establecido en clase.

Las imágenes sirven como ejemplo para hacer la presentación, también este video es un ejemplo más elaborado de presentación:

Video realizado por alumnos sobre el primer capítulo de México Bárbaro "Los esclavos de Yucatán” (Tema del grupo 7)

Grupo 1: América india. 

 America Latina fue conquistada por los españoles quienes durante casi 400 años impusieron por la fuerza  religión, gobernantes, modos y costumbres, formas de vida, etc. y utilizaron a la población nativa como esclavos en minas, plantaciones y otros trabajos que permitieron hacer a España el Imperio más rico durante siglos y enriquecer a Europa a través del comercio con España. América fue conquistada por España y hubo resistencia sin embargo, por el poder de las armas los españoles siempre terminaron con las rebeliones y, por cierto, no lo hicieron de manera “cristiana” a pesar de que era la religión que todos los españoles profesaban. Además de descuartizar y matar a los que se rebelaban, en la vida cotidiana los indígenas eran maltratados, violadas sus mujeres, torturados, etc. pues para los españoles los indígenas no eran seres humanos.

Ver este slide  para conocer como se llamaban aquellos que se iban “mezclándose” entre si.

1)      Leer texto Capitulo  “Los desaparecidos de la historia oficial” de 1810 de F, Pignia (fotocopia en Enter Copia y bisbliteca)

2)      Leer texto siguiente.

3)      Presentar el tema al curso utilizando una herramienta (música, fotos,  dibujo, pintura, video, colagge, etc. realizado por todo el grupo) que permita explicar el tema América india.

AMÉRICA LATINA - Más de 500 años de “genocidio indígena” Daniel E. Benadava 12 de noviembre de 2007.

A fines del siglo XV, según lo planteó el antropólogo brasileño Darcy Ribeiro, en el momento en que los conquistadores europeos arribaron a América existían en el continente aproximadamente setenta millones de aborígenes.

Un siglo y medio después, de acuerdo a la misma fuente, solo había unos tres millones y medio de indígenas, es decir de hombres y mujeres que, después de haberse consumado la conquista de América, quedaron en la indigencia ya que no pudieron usar y gozar las tierras comunitarias que ellos habían ocupado durante siglos.

Esta “pronunciada disminución” de la población nativa de América llevó a muchos a plantear que en el continente se produjo un verdadero “genocidio indígena” ya que los conquistadores europeos implementaron una serie de prácticas que, trágicamente, tuvieron como consecuencia el casi completo exterminio de la población que por entonces habitaba el continente, tanto por las condiciones infrahumanas en las que ésta fue tratada como por el suicidio en masa que existió en muchas comunidades nativas cuando vislumbraban que la miseria y esclavitud eran su destino.

Entre estas prácticas pueden mencionarse el sometimiento cultural y físico de los nativos de la región; la esclavización de aborígenes para hacerlos extraer las riquezas del continente para beneficio foráneo; y la expropiación de las tierras que se encontraban en poder de los habitantes de la región quienes tomaban al territorio en el que vivían como un “legado” de la divinidad que sólo podía transferirse por herencia y no como una mercancía para ser comprada y vendida.

 Aborígenes sin tierra

Habiendo transcurrido más de quinientos años desde el momento en el que los conquistadores europeos desembarcaron en América puede decirse que, desdichadamente, poco ha cambiado la situación de los indígenas desde aquél entonces hasta nuestros días.

Así por ejemplo, hoy como ayer, los descendientes de los aborígenes de la región son forzados a trasladarse a las zonas mas pobres, áridas y desérticas del continente, o por el contrario, reciben por parte de los Estados “permisos de ocupación” para que puedan vivir en las tierras que, habiéndoles pertenecido a sus antepasados, fueron ilegítimamente usurpadas por los “hombres blancos”.

Ahora bien, hasta el momento en que los gobiernos americanos no confisquen los territorios que fueron ilegalmente tomados por particulares hace siglos y se los entreguen a los indígenas, éstos últimos quedarán sumergidos en una situación de incertidumbre jurídica ya que, sin que el Estado les otorgue los títulos definitivos de propiedad, y bajo los parámetros de la ley occidental, los descendientes de los nativos de la región nunca serán reconocidos como legítimos dueños de la tierra en la que habitan.

“Desastre humanitario indígena” en la República Argentina

En la República Argentina existen unas treinta comunidades indígenas que en total están compuestas por aproximadamente una población de 600.000 hombres y mujeres. Ahora bien en la mencionada nación, como en tantos otros países de la región, los indígenas se encuentran inmersos en un profundo “desastre humanitario” ya que la mayoría de ellos viven en una situación de extrema pobreza, precariedad, desnutrición, y sin tener posibilidad alguna de acceder a los sistemas sanitarios, educativos y comunitarios de la región.

Una muestra de ésta dramática situación se puede hallar en la provincia de Chaco - que se encuentra en el noreste de la República Argentina - ya que en dicho lugar, en el transcurso del presente año, según las cifras oficiales fallecieron cerca de 20 indígenas por causas que, en su gran mayoría, podrían haber sido prevenidas. De esta manera, tanto en la Argentina como en los restantes países del continente, los descendientes de los aborígenes solo adquieren “entidad” cuando existe una gran epidemia que amenaza con extenderse a los grandes centros urbanos o cuando se aproxima una elección ya que en ese momento los políticos se acercan a ellos - en busca de votos - prometiendo luchar por sus derechos cosa que, una vez que llegan al poder, rara vez realizan.

“Desprecio” continental hacia los indígenas

Por último también debe ser mencionado que son muchos los cristianos americanos que desprecian y desvalorizan a los indígenas ya que los tratan como seres de “segunda” que, parafraseando a Eduardo Galeano, no hablan idiomas sino dialectos, no hacen arte sino artesanía y no practican cultura sino folklore.

Claro está que esta actitud contradice seriamente lo expuesto en Aparecida - Brasil - por los obispos latinoamericanos quienes plantearon que los cristianos deben acompañar a los indígenas en las luchas que ellos emprenden por conservar su identidad espiritual y cultural; y regresar a las tierras que legítimamente les pertenecen pero que han sido usurpadas por particulares o grandes multinacionales. Desdichadamente parece que los gobiernos americanos tampoco escuchan éstas palabras ni son capaces de implementar políticas que defiendan a los descendientes de los nativos de la región. Esta cuestión hace a muchos suponer que, de manera manifiesta o encubierta, muchos presidentes americanos parecen estar “empeñados” en concluir con el “genocidio indígena” que comenzaron los primeros conquistadores europeos 500 años atrás. (Pirámide social en el texto entregado al grupo).

Grupo 2: Cuando fuimos Virreinato. 

Nos habían conquistado en el siglo XV (15) allá por el 1536, y en el siglo XVIII (18) exactamente en 1776, crearon el Virreinato del Río de la Plata. Se le estaba poniendo difícil a los españoles gobernar toda América así que decidieron crear otra unidad política en el rio de la Plata  (Buenos Aires) pues, si bien ya habían creado Buenos Aires nunca les interesó la zona pues no tenía oro y plata como Perú y Mexico.  El nuevo Virreinato abarcó: Actuales territorios de ArgentinaBoliviaUruguay,Paraguay, partes del sur de Brasil y el norte de Chile. La capital fue situada en Buenos Aires, fundada en 1580 por Juan de Garay bajo el nombre de  La Santísima Trinidad y Puerto de Santa María del Buen Ayre.

La zona del Río de la Plata se había transformado en una zona codiciada por los “piratas” ingleses y por Portugal que dominaba Brasil. ¿Qué había, en la olvidada Buenos Aires, que les interesaba tanto a los ingleses?. Habia un puerto poco custodiado por España por el que contrabandeaban los habitantes de Buenos Aires con los ingleses.

 ¿Qué contrabandeaban?  En Buenos Aires había ganado vacuno en cantidad que se había reproducido de las primera vacas que trajeron los primeros españoles.  No contrabandeaban carne solo cuero salado que era el alimento de los esclavos negros que Inglaterra tenía en otras zonas (tenían colonias en el Caribe… te suena? Piratas del Caribe) allí tenían mano de obra esclava de negros que traian de Africa.

Ver este slide para entender la importancia del Virreinato del Rio de la Plata (click arriba del titulo para verlo)

1)       Leer texto “Cuando fuimos Virreinato” desde pag. 3 a 27.

2)       Leer el texto de abajo.

3)       Presentar el tema al curso utilizando una herramienta (música, fotos,  dibujo, pintura, video, colagge, etc. hecho por el grupo) que permita explicar el tema  “Cuando fuimos Virreinato” y las consecuencias del dominio de América por Europa.

Lluvia

En la cámara de torturas, lo interrogó el enviado del rey.

—¿Quiénes son tus cómplices? —le preguntó

Y Tupac Amaru contestó:

—Aquí no hay más cómplices que tú y yo. Tú por opresor y yo por libertador, merecemos la muerte.

Fue condenado a morir descuartizado. Lo ataron a cuatro caballos, brazos y piernas en cruz, y no se partió. Las espuelas desgarraban los vientres de los caballos, que en vano pujaban, y no se partió.

Hubo que recurrir al hacha del verdugo.

Era un mediodía de sol feroz, tiempo de larga sequía en el valle del Cuzco, pero el cielo fue negro de pronto y se rompió y descargó una lluvia de esas que ahogan al mundo.

También fueron descuartizados los otros jefes y jefas rebeldes, Micaela

Bastidas, Tûpac Catari, Bartolina Sisa, Gregoria Apaza… Y sus pedazos fueron paseados por los pueblos que habían sublevado, y fueron quemados, y sus cenizas arrojadas al aire, para que de ellos no quede memoria.

La despreciable mano humana

En 1783, el rey de España decretó que los oficios manuales no eran deshonrosos.

Hasta entonces, no merecían el trato de don quienes hubieran vivido o vivieran del trabajo de sus manos, ni quienes tuvieran padre, madre o abuelos dedicados a oficios bajos y viles.

Desempeñaban oficios bajos y viles

los que trabajaban la tierra,

los que trabajaban la piedra,

los que trabajaban la madera,

los que vendían al por menor,

los sastres,

los barberos,

los especieros

y los zapateros.

Estos seres degradados pagaban impuestos.

En cambio, estaban exentos de impuestos

los militares,

los nobles

y los curas.

Contratos

Mientras nacía el siglo dieciocho, un rey borbón se sentó por primera vez en el trono de Madrid. No bien estrenó la corona, Felipe V se hizo traficante de negros.

Firmó contrato con la Compagnie de Guinée, francesa, y con su primo, el rey de Francia. El contrato otorgaba a cada monarca el 25% de las ganancias por la venta de cuarenta y ocho mil esclavos en las colonias españolas de América durante los diez años siguientes, y establecía que el tráfico debía realizarse en buques católicos, con capitanes católicos y marineros católicos.

Doce años después, el rey Felipe firmó contrato con la South Sea Company, inglesa, y con la reina de Inglaterra. El contrato otorgaba a cada monarca el 25% de las ganancias por la venta de ciento cuarenta y cuatro mil esclavos en las colonias españolas de América, durante los treinta años siguientes, y establecía que los negros no podían ser viejos ni defectuosos, que debían tener todos los dientes y llevar en lugar visible los sellos de la corona española y de la empresa británica, marcados a fuego. Los propietarios garantizaban la calidad del producto.

«Esta execrable banda de carniceros»

A principios del siglo dieciocho, Jonathan Swift retrató la aventura colonial en el último capítulo de «Los viajes de Gulliver»:

“Los piratas desembarcan para robar y saquear; descubren gente inofensiva, que los recibe amablemente; bautizan a ese país con un nuevo nombre y toman posesión en nombre de su rey; dejan constancia del hecho en un tablón podrido o en una piedra. Aquí comienza un nuevo dominio, adquirido por derecho divino. Los nativos son expulsados o aniquilados; sus príncipes torturados para que confiesen dónde está el oro; hay patente de corso para todos los actos de inhumanidad y lujuria; la tierra apesta a sangre; y esta execrable banda de carniceros consagrada a tan piadosa expedición es una colonia moderna enviada para convertir y civilizar a un pueblo idólatra y bárbaro”

Peligrosas esquinas del Caribe

Los piratas hacían la América. En las islas y en las costas del mar Caribe, ellos eran más temidos que los huracanes.

En su Diario del Descubrimiento, Colón había mencionado 51 veces a Dios y 139 veces al oro, aunque Dios estaba en todas partes y el oro no daba ni para emplomar una muela.

Pero el tiempo había pasado, y en las fértiles tierras americanas florecían el oro, la plata, el azúcar, el algodón y otros prodigios. Los piratas estaban especializados en la usurpación de esos frutos. Y por mérito de sus afanes, estos instrumentos de la acumulación de capitales se incorporaban a la nobleza británica.

La reina Isabel de Inglaterra fue socia del temible pirata Francis Drake, que llegó a darle una ganancia del cuatro mil seiscientos por ciento sobre sus inversiones.

Ella lo hizo sir. También hizo sir al tío de Drake, John Hawkins, y se asoció al negocio que Hawkins inauguró cuando compró trescientos esclavos en Sierra Leona, los vendió en Santo Domingo y sus tres naves volvieron a Londres cargadas de azúcar, pieles y jengibre. A partir de entonces, el tráfico negrero pasó a ser el Cerro Rico de Potosí que Inglaterra no tenía.

El precursor del capitalismo

Inglaterra, Holanda, Francia y otros países le deben una estatua.

Buena parte del poder de los poderosos proviene del oro y la plata que él robó, de las ciudades que incendió, de los galeones que desvalijó y de los esclavos que cazó.

Algún fino escultor debería modelar la efigie de este funcionario armado del capitalismo naciente: el cuchillo entre los dientes, el parche en el ojo, la pata de palo, la mano de garfio, el papagayo al hombro.

Muerte d Tupac Amaru

Grupo 3 America ¿libre?. 

Los comienzos del siglo XIX (19) fueron para America un despertar a su derecho a ser libres, a gobernarse a sí misma, de terminar con el yugo impuesto por España y Portugal (en Brasil). Sin embargo fue un buen sueño que soñaron muchos (Bolivar, San Martín, Mariano Moreno, Belgrano, etc.) pero que costó tanto que todas las buenas intenciones quedaron sepultadas bajo los intereses económicos de aquellos que en realidad nunca quisieron una América Libre e independiente.

1)       Leer texto Capitulo “La revolución silenciada” 1810 de F. Pigna. (fotocopia en Enter Copia y Biblioteca).

2)       Leer el texto de abajo.

3)       Presentar el tema al curso utilizando una herramienta (música, fotos,  dibujo, pintura, video, colagge, etc. hecho por el grupo) que permita explicar el tema  “America ¿libre?” y las consecuencias del dominio de America por Europa.

 Fashion

La venta de esclavos descargó una lluvia de productos importados. Aunque el África producía hierros y aceros de buena calidad, las espadas europeas eran codiciados objetos de ostentación para los monarcas y los cortesanos de los muchos reinos y reinitos que vendían negros a las empresas blancas. Lo mismo ocurría con las telas africanas, hechas de fibras diversas, desde el algodón hasta la corteza de árbol. A principios del siglo dieciséis, el navegante portugués Duarte Pacheco había comprobado que los vestidos del Congo, hechos de palma, eran suaves como terciopelo y tan hermosos que no los hay mejores en Italia. Pero las ropas importadas, que costaban el doble, daban prestigio. El precio dictaba el valor. Cuesta tanto, tanto vale. Baratos y abundantes eran los esclavos, y por lo tanto no valían nada. Cuanto más cara y más rara era alguna cosa, más valor tenía, y cuanto menos se necesitaba, mejor era: la fascinación por lo que venía de afuera daba preferencia a las novelerías inútiles, modas cambiantes, hoy esto, mañana aquello, pasado mañana quién sabe. Esos brillos fugaces, símbolos de poder, distinguían a los mandones de los mandados.

Como ahora. Jaulas navegantes

El traficante de esclavos que más amaba la libertad había llamado Voltaire y Rousseau a sus mejores navíos.

Algunos negreros habían bautizado sus barcos con nombres religiosos: Almas, Misericordia, Profeta David, Jesús, San Antonio, San Miguel, San Tiago, San Felipe, Santa Ana y Nuestra Señora de la Concepción. Otros daban testimonio de amor a la humanidad, a la naturaleza y a las mujeres: Esperanza, Igualdad, Amistad, Héroe, Arcoiris, Paloma, Ruiseñor, Picaflor, Deseo,Adorable Betty, Pequeña Polly, Amable Cecilia, Prudente Hannah. Las naves más sinceras se llamaban Subordinador y Vigilante.

Estos cargamentos de mano de obra no anunciaban con sirenas ni con cohetes su llegada a los puertos.

No era necesario. Desde lejos se sabía, por el olor.

En las bodegas, se amontonaba su mercadería pestilente. Los esclavos yacían juntos día y noche, sin moverse, bien pegados para no desperdiciar ni un poquito de espacio, meándose encima, cagándose encima, encadenados unos a otros, pescuezos con pescuezos, muñecas con muñecas, tobillos con tobillos, y encadenados todos a largas barras de hierro. Muchos morían en la travesía del océano. Cada mañana, los guardias arrojaban esos bultos a la mar.

Dormía Brasil en lecho de oro

Brotaba de la tierra, como si fuera pasto. Atraía gentíos, como si fuera imán.

Brillaba, como si fuera oro. Y oro era.

Los banqueros ingleses celebraban cada nuevo hallazgo, como si el oro fuera de ellos.

Y de ellos era.

Lisboa, que nada producía, enviaba a Londres el oro del Brasil a cambio de nuevos préstamos, ropas de lujo y todos los consumos de la vida parásita.

Ouro Preto, Oro Negro, se llamaba el centro de los esplendores del oro, porque negras eran las piedras que contenían el oro, noches con soles adentro, aunque bien podía llamarse así porque negros eran los brazos que arrancaban el oro de las montañas y de las orillas de los ríos.

Esos brazos costaban cada vez más caros. Los esclavos, amplia mayoría en la región minera, eran los únicos que trabajaban.

Y mucho más caros eran los alimentos. Nadie cultivaba nada.

En los primeros años de la euforia minera, el precio de un gato equivalía al oro que recogía un esclavo en dos días de trabajo. La carne de gallina era más barata: no costaba más que el oro de un día. Al cabo de más de un siglo, seguían siendo astronómicos los precios de la comida y los despilfarros de las fiestas de los mineros ricos, que vivían en farra continua, pero el manantial del oro, que parecía inagotable, brotaba cada vez con menos fuerza. Y cada vez resultaba más difícil cobrar los impuestos que exprimían las minas para financiar las fatigas de la corte portuguesa, cansada de tanto descansar al servicio de los banqueros ingleses.

En 1750, cuando murió el rey de Portugal, las arcas reales estaban vacías. Y fueron ellos, los banqueros ingleses, quienes pagaron los funerales.

Digestiones

Potosí, Guanajuato y Zacatecas comían indios. Ouro Preto comía negros. En suelo español, rebotaba la plata que venía del trabajo forzado de los indios de América. En Sevilla, la plata estaba de paso. Iba a parar a la panza de los banqueros flamencos, alemanes y genoveses, y de los mercaderes florentinos, ingleses y franceses, que tenían hipotecada la corona española y todos sus ingresos.

Sin la plata de Bolivia y de México, puente de plata que atravesó la mar, ¿habría podido Europa ser Europa?

En suelo portugués, rebotaba el oro que venía del trabajo esclavo en Brasil.

En Lisboa, el oro estaba de paso. Iba a parar a la panza de los banqueros y los mercaderes británicos, acreedores del reino, que tenían hipotecada la corona portuguesa y todos sus ingresos.

Sin el oro de Brasil, puente de oro que atravesó la mar, ¿habría sido posible la revolución industrial en Inglaterra?

Y sin la compra y venta de negros, ¿habría sido Liverpool el puerto más importante del mundo y la empresa Lloyd's la reina de los seguros?

Sin los capitales del tráfico negrero, ¿quién hubiera financiado la máquina de vapor de James Watt? ¿En qué hornos se hubieran fabricado los cañones de

George Washington?

Toussaint

Nace esclavo, hijo de esclavos.

Es raquítico y feo.

Pasa la infancia charlando con los caballos y las plantas.

Los años lo hacen cochero del amo y médico de sus jardines.

No ha matado ni una mosca cuando las cosas de la guerra lo ponen donde está. Ahora lo llaman Toussaint L'Ouverture, porque a golpes de espada abre las defensas enemigas. Este general improvisado adoctrina a sus soldados, esclavos analfabetos, explicándoles el porqué y el cómo de la revolución, mediante los cuentos que aprendió o inventó cuando era chico.

En 1803, ya el ejército francés está en las últimas.

El general Leclerc, cuñado de Napoleón, le ofrece:

Toussaint acude.

Lo atrapan, lo encadenan, lo embarcan.

Preso en el castillo más frío de Francia, de frío muere.

 Grupo 4 América para los americanos… 

Las guerras de América Latina por la independencia de España duraron años. Años de enfrentamientos, años en que los futuros países independientes heredarían pueblos devastados, miles de hombres muertos en batalla, familias enteras destruidas… los campos vacíos porque nadie podía trabajar la tierra, la economía destrozada debió ser reconstruida y allí estaba, nuestra eterna aliada, Inglaterra esperando para hacer negocios de los despojos americanos y pedir más, más, más… nunca un imperio, sea España, sea Inglaterra, sea EEUU quedó satisfecho, siempre pidió todo y nada. Y los gobiernos se lo dieron todo, solo para tener el poder y hacer negocios. Todos juntos dominaron pero no se la llevaban fácil, cada tanto aparecían esos que nada tenían a exigir  sus derechos y que aunque año tras año eran y son encarcelados, asesinados, desaparecidos… vuelven, como muertos vivos  a exigir lo que se merecen.

1)       Leer texto “Curso básico de racismo y de machismo” de Patas para arriba de E. Galeano (en Enter copias y Biblioteca).

2)       Leer el texto de abajo.

3)       Presentar el tema al curso utilizando una herramienta (música, fotos,  dibujo, pintura, video, colagge, etc. hecho por el grupo) que permita explicar el tema  “América para los americanos…” y las consecuencias del dominio de America por Europa .

 Himnos

El primer himno nacional del que se tenga noticia nació en Inglaterra, de padres desconocidos, en 1745. Sus versos anunciaban que el reino iba a aplastar a los rebeldes escoceses, para desbaratar los trucos de esos bribones.

Medio siglo después, la Marsellesa advertía que la revolución iba a regar los campos de Francia con la sangre impura de los invasores.

A principios del siglo diecinueve, el himno de los Estados Unidos profetizaba su vocación imperial, por Dios bendita: Conquistar debemos, cuando nuestra causa es justa. Y a fines de ese siglo, los alemanes consolidaban su tardía unidad nacional erigiendo trescientas veintisiete estatuas al emperador

Guillermo y cuatrocientas setenta al príncipe Bismarck, mientras cantaban el himno que ponía a Alemania über alles, por encima de todos.

Por regla general, los himnos confirman la identidad de cada nación por medio de las amenazas, los insultos, el autoelogio, la alabanza de la guerra y el honroso deber de matar y morir.

En América Latina, estas liturgias, consagradas a los laureles de los próceres, parecen obra de los empresarios de pompas fúnebres: el himno uruguayo nos invita a elegir entre la patria y la tumba y el paraguayo entre la república y la muerte, el argentino nos exhorta a que juremos con gloria morir, el chileno anuncia que su tierra será tumba de los libres, el guatemalteco llama a vencer o morir, el cubano asegura que morir por la patria es vivir,el ecuatoriano comprueba que el holocausto de los héroes es germen fecundo, el peruano exalta el terror de sus cañones, Eduardo Galeano Espejos. Una historia casi universal el mexicano aconseja empapar los patrios pendones en olas de sangre y en sangre de héroes se baña el himno colombiano, que con geográfico entusiasmo combate en las Termópilas.

El arte oficial en Argentina

25 de mayo de 1810: llueve en Buenos Aires. Bajo los paraguas, hay una multitud de sombreros de copa. Se reparten escarapelas celestes y blancas.

Reunidos en la que hoy se llama Plaza de Mayo, los señores de levita claman que viva la patria y exigen que se vaya el virrey.

En la realidad real, no maquillada por las litografías escolares, no hubo sombreros de copa, ni escarapelas, ni levitas, y parece que ni siquiera hubo Eduardo Galeano Espejos. Una historia casi universal lluvia ni paraguas. Hubo un coro de gente reclutada para apoyar, desde afuera, a los pocos que dentro del Cabildo discutían la independencia.

Esos pocos, tenderos, contrabandistas, ilustrados doctores y jefes militares, fueron los próceres que dieron nombre a las avenidas y a las calles principales.

No bien declararon la independencia, implantaron el comercio libre.

Así el puerto de Buenos Aires asesinó en el huevo a la industria nacional, que estaba naciendo en las hilanderías, tejedurías, destilerías, talabarterías y demás talleres artesanales de Córdoba, Catamarca, Tucumán, Santiago del

Estero, Corrientes, Salta, Mendoza, San Juan...

Pocos años después, el canciller británico George Canning brindó celebrando la libertad de las colonias españolas en América:

—Hispanoamérica es inglesa —comprobó, alzando la copa.

Inglesas eran hasta las piedras de las veredas.

 La independencia que no fue

Así acabaron sus días los héroes de la emancipación latinoamericana.

Fusilados: Miguel Hidalgo, José María Morelos, José Miguel Carrera y Francisco de Morazán.

Asesinado: Antonio José de Sucre.

Ahorcado y descuartizado: Tiradentes.

Exiliados: José Artigas, José de San Martín, Andrés de Santa Cruz y Ramón Betances.

Encarcelados: Toussaint L'Ouverture y Juan José Castelli.

José Martí cayó en batalla.

Simón Bolívar murió en soledad.

El 10 de agosto de 1809, mientras la ciudad de Quito celebraba la liberación, alguna mano anónima había escrito en un muro:

Último día del despotismo y primero de lo mismo.

Dos años después, Antonio Nariño comprobó en Bogotá:

—Hemos mudado de amos.

Artigas

La arquitectura de la muerte es una especialidad militar. En 1977, la dictadura uruguaya erigió un monumento funerario en memoria de José Artigas.

Este enorme adefesio fue una cárcel de lujo: había fundadas sospechas de que el héroe podía escaparse, un siglo y medio después de su muerte.

Para decorar el mausoleo, y disimular la intención, la dictadura buscó frases del prócer. Pero el hombre que había hecho la primera reforma agraria de América, el general que se hacía llamar ciudadano Artigas, había dicho que los más infelices debían ser los más privilegiados, había afirmado que jamás iba a Eduardo Galeano Espejos. Una historia casi universal vender nuestro rico patrimonio al bajo precio de la necesidad, y una y otra vez había repetido que su autoridad emanaba del pueblo y ante el pueblo cesaba.

Los militares no encontraron ninguna frase que no fuera peligrosa.

Decidieron que Artigas era mudo.

En las paredes, de mármol negro, no hay más que fechas y nombres.

 América según Humboldt

Mientras el siglo diecinueve daba sus primeros pasos, Alexander von Humboldt entró en América y descubrió sus adentros. Años después, escribió:

* Sobre las clases sociales: México es el país de la desigualdad. Salta a la vista la desigualdad monstruosa de los derechos y las fortunas. La piel más o menos blanca decide la clase que ocupa el hombre en la sociedad.

* Sobre los esclavos: En ningún lugar uno se avergüenza tanto de ser europeo como en las Antillas, sean francesas, inglesas, danesas o españolas. Discutir sobre qué nación trata mejor a los negros es como elegir entre ser acuchillado o desollado.

* Sobre los indios: Entre todas las religiones, ninguna enmascara tanto la infelicidad humana como la religión cristiana. Quien visite a los desafortunados americanos sujetos al látigo de los frailes, no querrá volver a saber nada más de los europeos y su teocracia.

* Sobre la expansión de los Estados Unidos: Las conquistas de los norteamericanos me disgustan mucho. Les deseo lo peor en el México tropical.

Y lo mejor sería que se quedaran en casa, en lugar de difundir su loca esclavitud.

 Grupo 5: Inglaterra, dueña y señora. 

Y America fue independiente, libre para comprar y vender a quien quisiera… ya no más el monopolio de España. Ahora libres e independientes elegimos, y elegimos a Inglaterra, el gran Imperio del siglo XIX (19). Las economías de los países latinoamericanos se incorporaron al mercado capitalista mundial como compradoras de los productos industriales, a la vez que producían alimentos y materias primas destinados a los centros industrializados.

Así, en el sistema capitalista internacional se fueron diferenciando los centros y las periferias. Al mismo tiempo, en cada país latinoamericano se iniciaron profundas transformaciones internas vinculadas con la utilización, disponibilidad y propiedad de las tierras, la inversión de capitales, el comercio exterior, la infraestructura y las comunicaciones.

En todo el continente se fue desintegrando el sistema de trabajo esclavo y se generalizaron las relaciones asalariadas de producción. En algunos países, los capitalistas locales lograron mantener el “control nacional” de la tierra y del sector productivo. En otros, las producciones para la exportación quedaron en manos de capitales extranjeros y se constituyeron verdaderos “enclaves económicos”. Este proceso estuvo acompañado de una reorganización de las instituciones políticas, fuertes tensiones y conflictividad social.

1)       Leer texto “Trabajos practicos: como triunfar en la vida y ganar amigos” de Patas para arriba de E. Galeano. Pag 139. a 165. (en Enter copias y Biblioteca).

2)       Leer el texto de abajo.

3)       Presentar el tema al curso utilizando una herramienta (música, fotos,  dibujo, pintura, video, colagge, etc. hecho por el grupo) que permita explicar el tema  “Inglaterra, dueña y señora” y las consecuencias del dominio de America por Europa.

Fundación de los cuentos de hadas 

En la primera mitad del siglo diecisiete, Jaime I y Carlos I, reyes de Inglaterra, Escocia e Irlanda, dictaron unas cuantas medidas destinadas a proteger la naciente industria británica. Prohibieron la exportación de lana sin elaborar, hicieron obligatorio el uso de textiles nacionales hasta en la ropa de luto, y cerraron la puerta a buena parte de las manufacturas que provenían de Francia y Holanda.

A principios del siglo dieciocho, Daniel Defoe, el creador de Robinson Crusoe, escribió algunos ensayos sobre temas de economía y comercio. En uno de sus trabajos más difundidos, Defoe exaltó la función del proteccionismo estatal en el desarrollo de la industria textil británica: si no hubiera sido por esos reyes que tanto ayudaron al florecimiento fabril con sus barreras aduaneras y sus impuestos, Inglaterra hubiera seguido siendo una proveedora de lana virgen a la industria extranjera. A partir del crecimiento industrial de Inglaterra, Defoe podía imaginar el mundo del futuro como una inmensa colonia sometida a sus productos.

Después, a medida que el sueño de Defoe se iba haciendo realidad, la potencia imperial fue prohibiendo, por asfixia o a cañonazos, que otros países siguieran su camino.

—Cuando llegó arriba, pateó la escalera —dijo el economista alemán Friedrich List.

Entonces, Inglaterra inventó la libertad de comercio: en nuestros días, los países ricos siguen contando ese cuento a los países pobres, en las noches de insomnio.

 Prendas típicas

América del Sur era el mercado que siempre decía sí.

Aquí se daba la bienvenida a todo lo que de Inglaterra venía.

Brasil compraba patines para hielo. Bolivia, sombreros de copa y sombreros hongo que ahora son prendas típicas de sus mujeres indígenas.

Y la prenda típica de los jinetes pastores de Argentina y de Uruguay, infaltable en las Fiestas de la Tradición, había sido fabricada por la industria textil británica para el ejército turco. Cuando la guerra de Crimea concluyó, los mercaderes ingleses derivaron al río de la Plata sus miles y miles de bombachudos sobrantes, que se convirtieron en la bombacha gaucha.

Una década después, Inglaterra vistió con esos uniformes turcos a las tropas brasileñas, argentinas y uruguayas que le hicieron el mandado de exterminar a Paraguay.

 Martí

Paseaban el padre y el hijo por las calles floridas de La Habana, cuando se cruzaron con un señor flaquito, calvo, que caminaba como si estuviera llegando tarde.

Y el padre advirtió al hijo:

—Ojo con ése. Es blanco por fuera, pero por dentro es negro.

El hijo, Fernando Ortiz, tenía catorce años. Eduardo Galeano Espejos. Una historia casi universal. Tiempo después, Fernando iba a ser el hombre que supo rescatar, contra siglos de negación racista, las ocultas raíces negras de la cubanía.

Y aquel peligroso señor, el flaquito, el calvo, el que caminaba como si estuviera llegando tarde, se llamaba José Martí. Era hijo de españoles el más cubano de los cubanos, el que denunció:

—Éramos una máscara, con los calzones de Inglaterra, el chaleco parisiense, el chaquetón de Norteamérica y la montera de España.

Y repudió la falsa erudición llamada Civilización, y exigió:

—Basta de togas y de charreteras, y comprobó:

—Toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz.

Poco después de aquel cruce en La Habana, Martí se echó al monte. Y estaba peleando por Cuba cuando, en plena batalla, una bala española lo volteó del caballo.

Músculos

José Martí lo había anunciado y denunciado: la joven nación norteamericana se convertía en imperio glotón y era insaciable su hambre de mundo. Ya había devorado todo el territorio indígena y se había comido medio

México y no podía parar.

 —Ningún triunfo de la paz es tan grandioso como el triunfo supremo de la guerra

—proclamaba Teddy Roosevelt, que recibió el premio Nobel de la Paz.

Don Teddy fue presidente hasta 1909, cuando se dejó de invadir países y se marchó a combatir contra los rinocerontes del África.

Su sucesor, William Taft, invocaba el orden natural:

—Todo el hemisferio será nuestro en los hechos, como ya es nuestro moralmente en virtud de nuestra superioridad racial.

 Fundación de la democracia

 En 1889, murió la monarquía en Brasil.

Esa mañana, los políticos monárquicos despertaron siendo republicanos.

Un par de años después, se promulgó la Constitución que implantó el voto universal. Todos podían votar, menos los analfabetos y las mujeres.

Como casi todos los brasileños eran analfabetos o mujeres, casi nadie votó.

En esa primera elección democrática, noventa y ocho de cada cien brasileños no acudieron al llamado de las urnas.

Un poderoso hacendado del café, Prudente de Moraes, fue elegido presidente de la nación. Llegó de San Pablo a Río y nadie se enteró. Nadie fue a recibirlo, nadie lo reconoció.

Ahora goza de cierta fama, por ser calle de la elegante playa de Ipanema.

 Grupo 6: La incorporación de las economías exportadoras de productos primarios al sistema capitalista internacional.

Se puede clasificar a las economías latinoamericanas exportadoras del siglo XIX en tres grupos: de productos primarios agrícolas de clima templado –carne y cerales–, de productos primarios de clima tropical –azúcar, cacao, tabaco, café– y de productos minerales –cobre, estaño, entre otros.

1)       Leer texto “INTRODUCCIÓN: CIENTO VEINTE MILLONES DE NIÑOS EN EL CENTRO DE LA TORMENTA” de Eduardo Galeano. De este texto tienen que leer SOLO la Introducción, hace clik sobre el titulo para leerlo.

El texto pertenece a “Las venas abiertas de América Latina” es un ensayo periodístico del escritor uruguayo Eduardo Galeano, contiene crónicas y narraciones que dan pruebas del constante saqueo de recursos naturales que sufrió el continente latinoamericano a lo largo de su historia a manos de naciones colonialistas, del siglo XV al siglo XIX, e imperialistas, del siglo XX en adelante. En la V Cumbre de las Américas, Hugo Chávez, Presidente de Venezuela, le regaló un ejemplar del mismo al Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, convirtiéndolo de la noche a la mañana en uno de los primeros en la lista de ventas en el sitio web Amazon.com.

2)       Leer el texto de abajo.

3)       Presentar el tema al curso utilizando una herramienta (música, fotos,  dibujo, pintura, video, colagge, etc. hecho por el grupo) que permita explicar el tema  “La incorporación de las economías exportadoras de productos primarios al sistema capitalista internacional” y las consecuencias del dominio de America por Europa.

Después de las guerras por la  independencia en América Latina a principos del siglo XIX (19) America comenzó a intentar a organizarse en países y tener gobiernos propios.  La independencia de las nuevas naciones se consolida en la década de 1820. Desapareció el monopolio comercial de España y por tanto el proteccionismo, con el consiguiente empobrecimiento de muchas regiones latinoamericanas que no podían competir con las industrias de Europa y que, para América, el sueño de Bolívar de crear unos Estados Unidos de América del Sur fracasó en el Congreso de Panamá (1826). Los 6 países independientes que se crearon a la conclusión guerras de independencia hispanoamericana como resultado fueron: Primer Imperio Mexicano (hoy México y territorios que quedaron para EEUU), Gran Colombia (hoy Colombia, Venezuela y Ecuador), Provincias Unidas del Río de la Plata (hoy Argentina, Uruguay y Paraguay), Chile, Perú y Bolivia. Las primeras se dividieron con las guerras posteriores a la independencia por enfrentamientos internos y tendencias políticas diferentes.

Separarse de España iba a permitir a los países la oportunidad de desarrollarse de manera independiente sin embrago, se inició un nuevo proceso “neocolonial”: Inglaterra principalmente, Estados Unidos y Francia entre otros (según las regiones, unas tuvieron mas influencia que otras); primero reconocieron la independencia de los países y luego, comenzaron un control “indirecto” sobre las ex colonias latinoamericanas: Hacia la segunda mitad del siglo XIX, en el marco de la 2ª fase de la Revolución Industrial, los Estados latinoamericanos se insertaron en el mercado mundial como proveedores de materias primas y compradores de productos industriales. Esta relación desigual establecia un vínculo de dependencia económica respecto de los grandes centros industriales. A esto se le llama “pacto neocolonial”, un pacto? Entre quienes? Entre los nuevos grupos gobernantes de los nuevos países latinoamericanos y los gobiernos de los países industriales (Inglaterra, Estados Unidos, países de Europa). Inglaterra había intentado, por ejemplo, conquistar el Virreinato del Río de la Plata, que era aún una colonia de España. Fue antes de la Revolución de Mayo (1810) y en dos oportunidades: fueron llamadas las “Invasiones inglesas” (1806 y 1807) pero como no pudieron, esperaron (y apoyaron) que se independizaran.

Dijo  George Canning, Ministro Británico: “No entremos como guerreros, entremos como comerciantes” y así lo hicieron.

Estas “metróplis” acuerdan alianzas con las clases altas locales que quedan a cargo de los gobiernos latinoamericanos. La construcción del ferrocarril en todas las capitales de América Latina es el símbolo del Neocolonialismo, Inglaterra fue la constructora del ferrocarril e instauró todo un sistema para llevarse los recursos naturales e introducir productos industriales, perjudicando las industrias locales y destruyéndolas, finalmente. Por ejemplo: los talleres criollos tuvieron que cerrar, pues no podían resistir la competencia británica. Esto fue para los gobernantes locales “civilizar” pues America era “india”, “negra”, “atrasada” sin “cultura” entonces había que importar tradiciones ajenas y arraigar costumbres hechas para otros pueblos y otros climas. Entro en America el Liberalismo, ese que decía que la riqueza de una nación era poder comprar y vender a quien quisiera pero, como las que imponían esas ideas eran los países ricos ¡que mejor que dejarlos a ellos decirnos que hacer!!!. . El principio básico de nuestro liberalismo, fue decretar la inercia de la Patria ante la intromisión foránea. Se creaba una “civilización” con aires extranjeros, con Constituciones que organizaban a los nuevos países contra cualquier resistencia autóctona y en beneficio de las ricas naciones europeas. Por ej. Bernardino Rivadavia fue el inventor local de “la deuda eterna”. En 1824, siendo Ministro de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, autorizó pedir un préstamo a la Baring Brothers (banco de Inglaterra) por un millón de libras esterlinas. Este préstamo fue impuesto como parte de la estrategia geopolítica de dominación de Gran Bretaña, para condicionarnos económicamente e impedir nuestro crecimiento como Nación independiente. Respondió más a las necesidades inglesas de asegurarse la subordinación colonial que a necesidades locales. El argumento para pedir el préstamo fue el supuesto propósito de construir un puerto, fundar ciudades y dar aguas corrientes a Bs.As. (nada de eso se hizo finalmente). Con algunas honrosas excepciones y resistencias, se aprobó pedido y se autorizo a un ”consorcio” (Guillermo y Juan Parish Roberston, Braulio costa, Miguel Siglos y J. Pablo Sáenz Valiente) para negociarlo en Londres al 70 % de su valor. La estafa era tan evidente que el principal banquero ingles (Nathan Rostschild) se abstuvo de participar. El país se comprometió por una deuda de 1.000.000 de Libras al 6 % de interés anual garantizadas con rentas y hasta con tierra pública. Del millón de Libras se descontó la comisión del “consorcio” (120.000), intereses y “servicios” adelantados, quedando en definitiva un saldo de 560.000 Libras, que debía recibir Bs.As. por el 1.000.000 que se endeudaba. Cuando el gobierno reclama el envío del dinero, Baring remite 2.000 en monedas de oro, 62.000 en letras de cambio (papelitos) y propone por “prudencia de mandar dinero a tanta distancia”, dejar depositado en su banco los 500.000 restantes, pagando 3 % de interés anual. (Un negocio redondo. Pedir dinero, al 6 % y prestarlo al 3 % “al mismo prestamista”) Ni se construyó el puerto ni se puso un solo caño en Bs.As. Se pago catorce veces la deuda, hasta cancelarla en 1.904.

La usurpación y despojo de la identidad latinoamericana, como verán tiene su explicación. Este trabajo de aniquilamiento y explotación comenzó con los pueblos indígenas desde que España nos gobernaba y continuó las nuevas naciones independientes en el siglo XIX que no querían ser una sociedad “mestiza”, descendiente, de indigenas y  de esos primeros pobladores que se mesclaron y de la que nació la sociedad criolla. Querían ser “europeos” y para eso trajeron inmigrantes de Europa. El colonialismo interno fue y es hoy el peor enemigo de America Latina, pues el intento de las clases dirigentes de uniformar la cultura de un pueblo tan diverso y rico como América es ahogar de raíz nuestra identidad, plural, dinámica, porque la identidad no es monolítica ni estática, requiere de la creación y de la creatividad. Quien permanece sentado frente al monitor simplemente recibiendo información, pero sin elaborar algo propio, se va vaciando como ser cultural. Y la cultura tiene un valor estratégico, pues para desmembrar Panamá de Colombia y hacer el canal, EE.UU necesitó algo más que dinero y armamento; lo mismo que para apoderarse  de territorios mexicanos: debió contar con el apoyo de gente con poder económico pero también sin identidad cultural para que nada sintiera al perder sus territorios. Dice Edgar Montiel   “la cultura que no se ejercita, perece, desplazada por otra”

 Durante la modernidad, y ahora más aún con la posmodernidad/globalización, muchos políticos afirman que cuanto mejor nos asimilemos a las metrópolis, mejor estaremos para adaptarnos a los nuevos cambios históricos, socioeconómicos y culturales. Sin embargo, Montiel sostiene que la imitación desenfrenada conduce al empobrecimiento cultural, pues las mejores obras creativas se producen cuando existe una voluntad de soberanía e independencia.

Las culturas originarias, más allá de las transformaciones que han sufrido por evolución o por contacto con la cultura dominante o con las demás etnias a lo largo de los últimos siglos, todas las culturas (originarias/mestizas/criollas) están expuestas a una pérdida de identidad debido al acelerado proceso de globalización que tiende a homogeneizar los objetos culturales por medio del bombardeo de los medios masivos de comunicación. A través de los mismos se transmiten valores que exaltan el éxito material y el consumismo, cuando en realidad hay cada vez mayor cantidad de excluidos de ese mundo de bienestar y adelantos tecnológicos.

Para Edgar Montiel, la  inexorable polarización internacional hace que se recurra (además de las habituales variables militares, tecnológicas, económicas y financieras) a los dominios de la cultura en tanto recurso eficaz para influir y condicionar, como valor capaz de manipular ideológicamente grandes conglomerados humanos. No buscan sólo integrar las élites  a los modelos de la metrópoli, sino amasar a las masas, orientarlas según  los intereses planetarios  de las grandes potencias. La cultura se vuelve instrumento de porque forma parte de las relaciones de dominación, tanto puede estimular la creatividad y la tolerancia como el conformismo y la opresión de la tradición. Además de los intentos uniformadores del exterior, a nivel nacional hay que ponerse en guardia frente a esa dinámica homogeneizadora, que promueve en un ámbito territorial una sola cultura.

Para más claridad de este tema: Eduardo Galeano: El subdesarrollo es el resultado histórico del desarrollo ajeno.  (para verlo click sobre el titulo)

Grupo 7: Un ejemplo para explicar el modelo económico que adoptó América Latina luego de su independencia de España.

Durante la segunda mitad del siglo XIX Gran Bretaña, Francia, Alemania y Estados Unidos, se especializaron como productores de manufacturas industriales. En el contexto de ese proceso, las economías de los países latinoamericanos se incorporaron al mercado capitalista mundial como compradoras de los productos industriales, a la vez que producían alimentos y materias primas destinados a los centros industrializados.

Así, en el sistema capitalista internacional se fueron diferenciando los centros y las periferias. Al mismo tiempo, en cada país latinoamericano se iniciaron profundas transformaciones internas vinculadas con la utilización, disponibilidad y propiedad de las tierras, la inversión de capitales, el comercio exterior, la infraestructura y las comunicaciones.

En todo el continente se fue desintegrando el sistema de trabajo esclavo y se generalizaron las relaciones asalariadas de producción. En algunos países, los capitalistas locales lograron mantener el “control nacional” de la tierra y del sector productivo. En otros, las producciones para la exportación quedaron en manos de capitales extranjeros y se constituyeron verdaderos “enclaves económicos”. Este proceso estuvo acompañado de una reorganización de las instituciones políticas, fuertes tensiones y conflictividad social.

1)       Leer texto  “Los esclavos de Yucatán” de la obra México Bárbaro de John K. Turner. Para leerlo hace click sobre el titulo.

2)       Leer el texto de abajo y ver los videos.

3)       Presentar el tema al curso utilizando una herramienta (música, fotos,  dibujo, pintura, video, colagge, etc. hecho por el grupo) que permita explicar el tema  “Un ejemplo para explicar el modelo económico que adoptó America Latina luego de su independencia de España” y las consecuencias del dominio de America por Europa.

La producción y comercialización del henequén o fibra utilizada para elaborar el hilo sisal tuvo su apogeo a mediados del siglo XIX en la península de Yucatán (México). Las haciendas establecidas en esa zona llegaron a producir y exportar casi el 90% de la demanda mundial de esta fibra utilizada como materia prima para la fabricación de sogas y bolsas.

México bárbaro es un amplio reportaje sobre la situación política y social de México durante el ocaso de la larga dictadura de Porfirio Díaz (1876/1910). A través de sus viajes por la República Mexicana, sus entrevistas, sus investigaciones, y haciéndose pasar de incógnito por un empresario norteamericano y millonario, John Kenneth Turner expone el estado esclavista que sometió a la mayoría de la población indígena y mestiza del país en pleno siglo XX: los “trabajadores-esclavos” debían someterse a los maltratos físicos, las largas jornadas de trabajo sin descanso, a condiciones de vivienda y alimentación precaria que generalmente los conducían a la muerte a corto plazo, a los engaños para ser “contratados-secuestrados” y a los abusos de poder por parte del mismo gobierno para robarles sus tierras de tradición milenaria.

El relato se sitúa entre 1908 y poco antes de la Revolución Mexicana (1910).. En él se describe la manera en que vivían de los indígenas y campesinos esclavos; mayas y yaquis, entre otros. Se hace mención especial a los yaquis, los cuales fueron perseguidos y casi exterminados, algunos trasladados a Yucatán.

Se narra como los "reyes del henequén", la denominada "Casta divina", como llamó el general Salvador Alvarado al grupo de hacendados henequeneros que ejercían el poder económico en Yucatán, hacían endeudar a personas mediante la "tienda de raya" (o con otros métodos, usados por los "enganchadores"), para que después "saldaran" la deuda trabajando, pero la realidad era que tal deuda nunca desaparecía.

Estos personajes sometían a sus "obreros" (el autor reitera que decide usar el término esclavo) y ocultaban sus actos de esclavitud todavía a principios del siglo XX cuando esa práctica inhumana había sido legalmente abolida en México desde 1810.

Para analizar este texto piensen:

a) ¿Cómo denomina y describe el autor a los hacendados henequeneros?

b) ¿Cómo logra la confianza de los hacendados?

c) ¿Cómo califican los hacendados y el autor a los trabajadores del henequén? ¿Por qué?

d) ¿Qué denuncia el autor con esta obra?

Para ayudar al analisis:

México Bárbaro - Documental basado en el libro de John Kennet Turner. Para verlo click sobre el titulo.

Esta película pueden verla pero es Opcional:

Pelicula “La casta divina” (1976) (Para verla click sobre el titulo)

Crónica de la guerra de castas que tuvo lugar en Yucatán en el siglo XIX, donde la tierra y las personas eran propiedad de los hacendados, quienes se autonombraban "casta divina". Por un lado, el general Salvador Alvarado organiza la revolución; por otro, los hacendados arman al coronel Ortiz Argumedo para defender su autonomía. Don Wilfrido, uno de los amos, no vacila en enviar a su hijo varón a luchar para conservar sus riquezas y prebendas, entre ellas el derecho de pernada...

Cierre de la actividad

Luego de la exposición de cada grupo los alumnos realizarán un trabajo de investigación sobre los pueblos originarios de la región. - Para este tema deberán trabajar los siguientes artículos de esta pagina: Un desierto muy poblado III Un desierto muy poblado IV Un desierto muy poblado V Genocidio militar para la dominación I Parte I Libro del Centenario Consigna:

Los pueblos indígenas que vivían en la región aún la habitan, sin embargo, el desarrollo cultural de los últimos 100 años ha creado un imaginario que insiste en la idea de una zona "sin indios", ya sea por el argumento del exterminio realizado por la Campaña militar al desierto o por la práctica del traslado de familias indígenas a otras zonas. Lo cierto es que la norpatagonia tiene una gran cantidad de descendientes que la habitan y que forman parte de nuestra sociedad.

Por el afán de una cultura "blanca y europea" aún los discriminamos, mientras ellos esconden o reprimen todo aquello que los relacione con la cultura de sus abuelos.

El fenómeno de la discriminación múltiple, ya sea por su origen étnico, color de piel, diferencias culturales, forma de vestir o hablar, es aún una realidad cotidiana, decimos "está lleno de negros" cuando el lugar no nos gusta, "son unos indios" cuando alguien hace algo fuera de lugar, lo feo siempre es "negro", lo bueno o mejor es "blanco"...

El lenguaje nos define y define nuestro entorno. Si no podemos entender y aceptar a quien no es como nosotros es imposible esperar que la historia, en el futuro, sea mejor, que el mundo sea un mundo habitable y para TODOS.

Luego de pensar este texto y de leer los textos linkeados, realiza un informe sobre los pueblos originarios en la región y la Campaña militar al desierto. Analiza y escribe con tus palabras cómo fue este proceso.

Finalmente, teniendo en cuenta el texto de la consigna realiza una conclusión personal en donde analices tus acciones con respecto a evitar la discriminación en los hechos y desde el lenguaje.  Este video puede ayudarte a realizar el análisis.

 

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *