PEDRO PROSPITTI

Pedro Prospitti fue el pionero y pisó fuerte en el fútbol grande. En los ’60 brilló en Buenos Aires, la selección y clubes del exterior. Nacido en Allen, Río Negro, la tierra donde se pateó “el penal más largo del mundo”, según el inolvidable Osvaldo Soriano. Web: http://deportesallen.com/mhistoricos.html

Prospitti en el Nacional de Uruguay 1965

Prospitti en el Nacional de Uruguay 1965

Ignacio Damiani de niño, antes de firmar la planilla para entrar al campo de juego, se detenía frente a un pequeño cuadro que mostraba a un hombre en cuclillas con el cuerpo inclinado sobre una vieja pelota. Detrás de esa figura se distinguían las tribunas del Club Unión Alem Progresista (CUAP). No supo quién era hasta que Eduardo Paredes, canchero y utilero, le señaló que se trataba de Pedro Prospitti, uno de los mejores jugadores que haya vestido la camiseta de Unión. A Pedro Prospitti, nacido un 24 de julio de 1941, le enseñó a jugar Aldo Cornide, un talentoso mediocampista que destiló magia en el campeonato que Unión ganó en 1934. Cornide compartió delantera junto a José Prospitti –padre–, uno de los ¡cinco! delanteros de aquel plantel campeón, responsables del apodo “los magos”.Y la sangre hizo el resto.

pedro prospitti Se inició como profesional con 20 años en 1961 en Estudiantes de La Plata en la fecha 20 del torneo que ganaría Racing; en el 62 pasó a San Lorenzo de Almagro jugó 4 partidos y en el 63 regresó a Estudiantes. En 1964 fue a Independiente de Avellaneda donde tuvo como compañeros a Juan Carlos Guzmán (Nacional), A Raúl Emilio Bernao (Cali) y a su compañero de Millos 1970, el chiquitín Osvaldo Mura. En Independiente salió Campeón de América y disputó las tres finales por la Copa Intercontinental, que el “Rojo” perdió contra el Inter de Milán, en partido desempate. En esa misma temporada, la Selección Argentina conquistó la Copa de las Naciones. Enfrentó entre otros a Inglaterra y al Brasil de Pelé, organizador del torneo. El gran Amadeo Carrizo, que le contuvo un penal decisivo al genial Gerson, declaró que la figura había sido Prospitti por haber participado en los tres goles y construir paredes maravillosas junto a Ermindo Ángel Onega. En 1966 pasó por River Plate y jugó la Copa Libertadores (que ya había jugado con Independiente)después de una temporada en Nacional de Montevideo. en el 67 estuvo por Quilmes y Sao Paulo de Brasil. En 1968 llegó al Independiente Santa Fe, equipo en el que tuvo como compañero de delantera a Omar Lorenzo Devani. En 1970 pasó a Millonarios donde convirtió 25 goles los mismos que en 1971 con el Once Caldas. En 1972 se fue para el Emelec ecuatoriano. Fue un gran delantero, espectacular y efectivo pero indisciplinado y conflictivo como el que más, como lo demuestra su continuo trasegar por diferentes equipos. Hizo pinitos como empresario y fue quien trajo a Juan José De Mario, aquel talentoso volante que tuvo el Once Caldas y quizá hasta trajo algunos jugadores para el DIM, equipo en el que jugó en 1970 pero extraoficialmente, cuando se permitían las transferencias durante los torneos. Así era Prospitti, un eximio goleador de gran técnica (goleador absolutamente en todos los equipos en donde actuó), díscolo, guapo, travieso. Marcó 138 goles en 231 partidos, un promedio de 0,60 por partido. Gran cabeceador, de potente remate, caminador de la cancha y displiscente. Es verdad que Sanfillipo le enseñó a pegarle a la pelota. Patizambo, tractor, con clase, manejaba ambas piernas y lo vi llevar a la “rastra” a jugadores de Boca. Terminó su carrera y pasó sus últimos días en su tierra natal, agobiado por el alcohol, las traiciones del juego y el dolor del olvido. “Loco “por los Casinos”, Loco “por la vida nocturna”, pero doblemente “Loco” por los goles, Conocido como “Cocoliche” por su adhesión a los juegos de azar. No bastaron los goles para “tapar” esa mala imágen que dejó fuera del terreno de juego. Terminó lamentablemente en precaria situación económica en su país, Argentina, con un disfraz de tráfico, deteniéndo vehículos ilícitamente para poder subsistír. Se despidió joven el 26 de noviembre 1996 a los 55 años.

Allen, 17 de octubre de 2014, Fuentes: Diario Río Negro, Ecbloguer.com, futbolcurioso.blogspot. - Informa: Alejandro Martin.

pedro prospiti

Algo más...

El relator  

También te puede interesar...

3 comentarios

  1. Ricardo dice:

    No sabia que Prospitti era de Allen. Gran Jugador, de 1º nivel nacional. Lastima su final que según lei no termino su vida en buena forma. Lastima. Saludos

  2. Pedro Ariel Cepeda Mariño dice:

    Que lastima como terminan los cracks, con esa categoría de Pospitti era para haber teminado al menos en condiciones normales, es más debería aún estar entre nosotros hoy con 75 años, gracias mil por lo que hizo mi Santafé del alma.

  3. Daniel Alvarez dice:

    Notable jugador paso x mi querido CNde F de uruguay en el año 1964/65 con sus destellos se crack eso si muy discolo y poco profesional xq era un bohemio y tuvo algunas sanciones por su conducta pero indudablemente dueño de una magia increiblw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *